25/06/2011

Tucumán

El intendente Amaya se reúne con el embajador de la Unión Europea

En el encuentro le presentó los avances del Programa Ecológico promovido por la comunidad internacional.

En la sede municipal de Lavalle y 9 de Julio el Intendente Domingo Amaya recibió al Jefe de la Delegación de la Unión Europa en Argentina, el español Alfonso Diez Torres, para presentarle los avances del programa que busca reforzar el lazo intermunicipal y reducir los niveles de contaminación mediante la recolección y reciclaje de envases de plástico. La Municipalidad de San Miguel de Tucumán lleva adelante desde hace dos años el programa Ecológico “Urbal III: La Intermunicipalidad una herramienta eficaz para la cohesión social y territorial” promovida por la Unión Europea.

El Intendente Amaya destacó que “desde el municipio capitalino queremos agradecerle a la Unión Europea por esta oportunidad que nos permite concientizar a la comunidad sobre la importancia de preservar un medio ambiente sano y sin contaminación, a través de tareas de recuperación del plástico”. El Jefe Comunal recordó que en el 2009 San Miguel de Tucumán fue seleccionada por la Unión Europea, para desarrollar el programa Urbal III, en nuestro país. En esta parte del continente  americano únicamente  se realiza un trabajo similar en el municipio del Norte Paceño Tropical, Bolivia.

Convocados por la comuna capitalina el programa sumó a  otros 6 municipios (Tafí Viejo, Las Talitas, Banda del Río Salí, Yerba Buena, Alderetes y Lules),  146 establecimientos educativos, 27 fundaciones y Organizaciones No Gubernamentales, 117.000 alumnos y 78.000 familias. Hasta el momento se recuperaron más de 40.000 mil kilogramos de PET y 3.600 kilos de papel y cartón. “El objetivo es seguir con este programa para continuar generando conciencia sobre el significado de conservar nuestro medio ambiente, ya que trabajar por él es hacerlo por nuestras propias vidas”, señaló el Jefe Comunal. La Municipalidad capitalina realiza una tarea de acompañamiento y capacitación en temas ambientales a los miembros de las instituciones, parroquias, ONGs, y escuelas adheridas, que funcionan  como centros de recolección de residuos de plástico que son comercializados y con el ingreso obtenido se adquieren los insumos para las escuelas de cada zona. 

“El proyecto URBALL en el Gran San Miguel de Tucumán es un ejemplo que nos sorprende y anima a seguir colaborando con otras ciudades para mejorar la calidad de vida ambiental. Lo que se busca es acompañar e intercambiar experiencias  en nuevos casos instituidos, y el de Tucumán es uno de ellos”, explicó Alfonso Diez Torres. Agregó que “esto demuestra que con una ayuda en términos financieros modestos bien encauzados puede ponerse en marcha un proceso que tenga capacidad de generar una nueva cultura y nuevas prácticas”.

También participaron del encuentro la Diputada Nacional Miriam Gallardo, el Gerente General de Concejo Metropolitano, Julio Figueroa, Iván Alarcón en representación del Concejo de Escuelas Experimentales de la UNT, y el Subsecretario de Planificación Urbana Luis Lobo Chaklián, entre otras autoridades.

 

 

 

 



Recomienda esta nota: