28/06/2011

Tucumán

Crisálida presenta un nuevo amparo en busca de reconocimiento de género

La ONG solicita el reconocimiento de la identidad de género trans de Victoria Caram Faur, como ya se hizo con otras tres personas en Tucumán.

Crisálida Tucumán presentó  la cuarta acción de amparo  solicitando el reconocimiento de la identidad de género trans de Victoria Caram Faure, reconocida comunicadora y empresaria de nuestra provincia.

Esta es  la cuarta acción de amparo presentada en nuestra provincia y continúa en la línea que marcan  los  amparos de la activista Florencia Díaz y las estudiantes universitarias Claudinna y Emilia, acciones también acompañadas por Crisálida JUS. La acción de amparo de Caram, al igual que las tres anteriores, se solventa en la despatologización de las identidades y expresiones de género trans (no considerar  a las identidades trans como enfermedades); incorpora los Principios de Yogyakarta y se suma a las acciones politicas tendientes a lograr una Ley de Identidad que materialice la descriminalización de las identidades trans.

"Es muy evidente la necesidad de nuestra visibilización, porque a pesar de la pedagogía que supuso la Ley del Matrimonio Igualitario, a los/as trans nos queda mucho camino para lograr la igualdad de derechos" indicó Victoria Caram Faure.

Victoria residía en Tierra del Fuego junto a su marido y allí inició el pedido de rectificación en su identidad, el cual no prosperó.

Caram, reconocida comunicadora, animadora y empresaria del ambiente LGBT de Tucumán impulsa junto a Crisálida la aprobación de una ley de identidad de género que brinde una protección integral a la comunidad trans "somos mucho más que una foto" señala "necesitamos cobertura de salud pública, de educación, acceso a trabajo y que la transfobia sea combatida con leyes que la castiguen".

Caram será una de las oradoras en el acto que Crisálida organiza en el paseo de la Casa Histórica de Tucumán (calle Congreso al 100) con motivo de los sucesos de Stone Wall este martes 28 de junio a las 19:30 hs.

En abril la Martina Nikole Còrdoba Ansardi se convirtió en la primera tucumana a la que se le reconoce su identidad de género trans, sin necesidad de una cirugía previa de reasignación sexual. Así lo dispuso la jueza Elena Liberatori, quien resolvió que Martina podrá acceder a un documento con su nombre elegido, de acuerdo a su identidad de género autopercibida y sin que el reconocimiento quede supeditado a ningún tipo de pericia invasiva o intervención quirúrgica. Esta presentación fue realizada por la organización LGBT 100% Derechos y Diversidad de Buenos Aires con el apoyo técnico de la ONG Crisálida de Tucumán.

 



Recomienda esta nota: