03/08/2011

Tucumán

LESA HUMANIDAD

Bussi y el ex comisario Moreno, a juicio oral por torturas en Nueva Baviera

Lo decidió el juez federal Bejas por violación de domicilio, privación ilegítima de la libertad, torturas y asociación ilícita, todos en perjuicio de Emma del Valle Aguirre.

El juez Daniel Bejas, a cargo del Juzgado Federal nº 1 de Tucumán, elevó a juicio oral y público la causa en la que se imputa por delitos de lesa humanidad a Antonio Domingo Bussi y al ex comisario Miguel Ángel Moreno, en perjuicio de Emma del Valle Aguirre, ex detenida ilegalmente en el Centro Clandestino de Detención (CCD) Nueva Baviera.
 
Bejas procesa al genocida Bussi por considerar que resulta responsable de los delitos de violación de domicilio en calidad de autor mediato, privación ilegítima de la libertad con apremios y vejaciones, y del delito de torturas como autor material directo. Todos ellos en perjuicio de Emma del Valle Aguirre.
 
Lo mismo hace con Miguel Ángel Moreno por considerarlo responsable del delito de torturas (como autor material directo), y del delito de asociación ilícita agravada.
 
Ahora, le corresponde al Tribunal Oral Federal de Tucumán la realización del juicio.
 
Historia de Emma Aguirre: delitos que se investigan
 
Conforme surge de la sentencia del Juzgado Federal nº 1 de la pasada semana, en la causa se investiga el secuestro y las torturas de las que fuera víctima Emma del Valle Aguirre, quien habría sido secuestrada de su domicilio ubicado en ruta nacional nº 38,  antes de llegar al camino viejo que va hacia Simoca, al sur de esta capital.
 
El día mencionado llegaron varias personas de civil y encapuchados, volteando la puerta a patadas y la sacaron de la casa con los ojos vendados. La subieron a una camioneta, donde se encontraba una mujer que se dio a conocer como Elisa.
 
Cuando desciende del vehículo, la llevan a una habitación y comienzan a interrogarla sobre sus datos y sobre otras personas a las que sindicaban de guerrilleras. Luego es llevada a otra habitación donde la ataron a una cama y empezaron a torturarla de distintas maneras.
 
Una de las noches en que era torturada se le cayó la venda y vio (según su testimonio) a Bussi, que daba las instrucciones sobre la tortura, y también al Comisario Moreno, quien era el que le ponía una botella de agua en la boca durante la tortura.
 
En la madrugada del 6 de marzo de 1977 la dejaron en el campo detrás de un montículo de áridos cerca de Acheral.
 
 


Recomienda esta nota: