05/11/2012

Tucumán

Muere al recibir una puñalada a la salida de un boliche en Taruca Pampa

El joven de 23 años fue atacado por una patota. La familia de la víctima aseguró que el agresor es un adolescente de 17 años que vive en El Chañar.

Jesús Ignacio Dorado, que tenía 23 años y vivía en Burruyacu.  El domingo a la madrugada intentaba subirse a la moto que había dejado estacionada el lado del boliche bailable cuando lo agarró una patota de entre 10 y 15 jóvenes. En la agresión lo golpearon, lo patearon y le clavaron una punta en el centro del pecho. La profundidad de la herida que le provocaron no le permitió llegar con vida al hospital y murió desangrado. 

 
El sábado a la noche, Jesús había ido a divertirse a "Revolución bailable", un boliche que se encuentra ubicado en la localidad de Taruca Pampa, a unos 15 kilómetros del domicilio de los Dorado. Marta Dorado, hermana del jóven, comentó que era la primera vez que su hermano asistía a ese lugar. "Fueron con mi hermano más chico, que tiene 19 años, un primo y un amigo, porque estaban las 'Culisueltas'", explicó. 
 
El enfrentamiento habría comenzado dentro del local bailable. Según la joven, un muchacho pateó a su hermano menor y Jesús salió en su defensa. En ese momento, la pelea no pasó a mayores. Pero a las 4, cuando se apagó la música y todos salieron del boliche, una patota quiso vengarse de él. 
 
Los uniformados de la Unidad Regional Este y de la división Homicidios y Delitos Complejos, a cargo de los comisarios José Díaz y Hugo Cabeza, trabajaban ayer para dar con los agresores. Cinco de ellos estaban identificados, aunque no habían sido atrapados, informó la Policía. 
 
Las hermanas de la víctima, en tanto, señalaron que el autor de la puñalada habría sido un adolescente de 17 años, conocido como "Mishi". "Hay mucha gente que vio el ataque pero nadie quiere declarar", afirmó Marta. 
 
La poca información con la que cuenta la familia es la que le proporcionaron los tres jóvenes que estaban con Jesús en el boliche, cuando comenzó el ataque. 
 
"Mi hermano más chico está muy mal, llora todo el tiempo y dice que se siente culpable porque no pudo defender a su hermano que ahora está muerto", relató la mujer. A ellas también les contaron que unos policías habrían presenciando el enfrentamiento, pero que nadie hizo nada para evitarlo. 
 
Marta comentó que Jesús vivía junto a sus padres y a tres de sus hermanos, ya que los demás están casados. El joven era soltero y trabajaba haciendo la limpieza de la parroquia Nuestra Señora del Rosario, en Burruyacu. 
 
 


Recomienda esta nota: