06/11/2012

Tucumán

Caso Verón: la defensa de "Chenguita" pide la absolución por falta de pruebas

El abogado Roberto Flores dijo que su defendido fue víctima de Chuchuy Linares, el ex comisario que lo detuvo en La Rioja, y pidió la nulidad tanto de su detención como de su declaración.

Este martes en una nueva jornada de alegatos en el juicio por la desaparición de María de los Ángeles Verón, hizo su exposición el abogado Roberto Flores, defensor de Gonzalo “Chenguita” José Gómez,  y pidió la absolución de su defendido por falta de pruebas.

“Que la condena social no se transforme en una condena legal, porque no hay pruebas contra Gonzalo José Gómez", dijo el letrado.
 
Asimismo, sostuvo que Gonzalo Gómez fue víctima de Miguel Ángel Chuchuy Linares, el ex comisario que lo detuvo en La Rioja. "No tenía orden de detención contra él, lo trajeron a Tucumán con agresiones físicas y psicológicas, típicas de las que dicen que usaba Chuchuy Linares. Casualidad o no, este ex comisario está ahora detenido por delitos de lesa humanidad", comentó el abogado.
 
"Chuchuy Linares, soberbio y torturador, reconoce que teniéndolo al Chenguita conseguían al hermano y a la madre. Además dijo que nunca se olvidará de su cara. Obvio que no se olvidará, si fue el torturador que lo trajo de La Rioja, en el viaje más largo de la vida de Gonzalo Gómez", afirmó.
 
Al comenzar las conclusiones finales, Flores pidió que se declare la nulidad de la detención de Gonzalo Gómez, y la declaración que luego realizó el imputado en los tribunales tucumanos, en la había reconocido que su madre Irma Lidia Medina y su hermano "Chenga" tienen prostíbulos. El abogado dice que esta declaración no tiene la firma de funcionarios judiciales.
 
Antes de finalizar sus palabras y de pedir la absolución, Flores hizo una breve referencia al llamado que Susana Trimarco recibió en septiembre de 2002, en los que creyó escuchar la voz de Marita. Más tarde se supo que la comunicación provenía de Santa Cruz, y según los querellantes era Horacio Verón, el hermano de Marita, tratando de comunicarse.
 
"La madre de Marita Verón dijo que reconoció la voz de la hija plenamente, que estaba muy segura. La llamada surgió del entorno familiar, y ahora dice que fue un malentendido. Trimarco acomodó su versión a su gusto y paladar conforme a las documentaciones que se iban agregando a lo largo del proceso", manifestó Flores.
 
Previamente había realizado su alegato Marta Toledo. "La acusación está basada en argumentos falaces. Son hechos genéricos y no tenemos en claro de qué se lo acusa a Pascual Andrada", argumentó. La defensora oficial dijo que las supuestas pruebas de que el ex policía estuvo involucrado en una red de prostitución no guardan relación con la desaparición de María de los Ángeles "Marita" Verón. "Ni siquiera son indicios", agregó.
 


Recomienda esta nota: