13/12/2012

Tucumán

“Compensamos nuestra discapacidad potenciando otras habilidades”

Así lo expresó Luis Sacayán, integrante del equipo de Fútbol Sala para ciegos de la UNT y del seleccionado nacional Los Murciélagos.

Decenas de jóvenes con discapacidad recibieron este jueves diplomas otorgados por el Programa de Discapacidad e Inclusión Social de la UNT (Prodis) por los cursos realizados durante el ciclo lectivo 2012. Se dictaron cursos de Informática para personas con discapacidad visual y para personas con discapacidad auditiva; de Lecto-Escritura Braille para personas con discapacidad visual y al público en general. También se reconoció a los estudiantes que participaron del Taller de Danza Terapia para la Discapacidad, el Grupo Integrado de Danzas, el Taller Piloto de Informática y a los miembros del plantel de Fútbol Sala para personas no videntes de nuestra Universidad.

El acto de cierre de actividades del Prodis contó con la presencia del secretario de Bienestar Universitario, Mauricio Argiró; del director del Programa de Discapacidad de la UNT, Darío Mamaní; de la directora de la Casa del Estudiante, Carolina Moreno (lugar dónde se dictaron los cursos) y de las personas en situación de discapacidad que recibieron sus distinciones, acompañadas de sus familias.
 
“Compensamos nuestra discapacidad con muchas otras habilidades”, señaló Luis Sacayán, integrante del equipo de Futbol Sala para ciegos de la UNT y del seleccionado nacional de fútbol Los Murciélagos desde 2010. Sacayán tiene 32 años, trabaja en la Municipalidad de San Miguel de Tucumán, es deportista y no vidente. El joven opinó que una persona que carece de alguna capacidad, tiene las mismas posibilidades de desarrollarse que cualquier otra, “cuando se quiere se puede”, enfatizó.
 
“Podemos hacer deportes, música, practicar informática, jugar al básquet en silla de rueda, realizar salto en alto con una sola pierna o hacer lanzamiento de disco con una sola mano, las posibilidades son infinitas”, agregó.
 
Por su parte, Carlos Lencina, alumno del curso de Informática para ciegos, afirmó que sus nuevos conocimientos le permitieron abrirse a otros campos. “Hace dos años que quiero fabricar cerveza artesanal y al manejar Internet pude conectarme con una empresa de otra provincia, tomé un curso para elaborar cerveza artesanal, compré los insumos y hoy estoy haciendo la primera elaboración”, contó emocionado.
 
“Cuando nos otorgan el certificado de discapacidad dice cuál es la habilidad que no tenemos, pero no describe todas nuestras otras potencialidades y hay que agarrarse de estas cualidades para salir adelante”, concluyó Lencina.
 
Nuevas propuestas del Prodis
 
Darío Mamaní, a cargo del Prodis, señaló que el próximo año se re editarán los cursos del ciclo 2012 como Informática para ciegos o Lecto- escritura Braille, pero además se sumarán novedosas propuestas. “Queremos implementar deportes como el torball, natación para personas con discapacidad y otras alternativas como ajedrez y teatro integrado”, manifestó. “A través del Prodis le dimos las herramientas y un espacio para dignificar a las personas con discapacidad. La inclusión es una tarea importante que le compete a la Universidad y nosotros tuvimos un gran apoyo de esta gestión para hacerlo”, finalizó Mamaní.



Recomienda esta nota: