14/12/2012

Tucumán

Medicina propuso ampliar el debate sobre la reforma del Código Civil y Comercial

Autoridades de esa unidad académica advirtieron sobre las futuras implicancias del artículo 19 referido al inicio de la vida humana.

Autoridades de la Facultad de Medicina de la UNT se mostraron alarmadas ante el inminente proyecto de reforma que propone la unificación del Código Civil y Comercial, donde, en su artículo 19, dispone sustanciales modificaciones sobre el concepto de vida humana. Mateo Martínez, decano de esa unidad académica, junto a miembros del Consejo de Maestros de la facultad, instó a la sociedad a propiciar un mayor debate sobre la temática, ya que asegura, podría tener consecuencias riesgosas e impensadas.
 
“Esta reforma dice que el embrión que se produce en un laboratorio no es persona humana, se le niega su carácter y personalidad como tal. Por lo tanto se abre un periodo de tiempo en el cual ese embrión puede ser usado para una infinidad de propósitos que no están regulados, incluso comerciales. Por eso la Facultad de Medicina considera que este tema merece un debate más a fondo por las implicancias éticas que tiene el tema. Esto determina un cambio sustancial sobre el concepto de la vida y como médicos confirmamos que el inicio de la vida humana se produce en el momento de la concepción, en cualquier caso”, precisó el decano Mateo Martínez.
 
El proyecto de reforma del Código Civil 2012 prevé un doble régimen para el inicio de la personalidad, según el modo como una persona sea concebida. De esa forma aquéllos que han sido concebidos en forma natural, gozarán de este derecho desde su concepción. Mientras tanto quienes lo hayan sido por procreación artificial, recién en el momento de ser implantados en la mujer. “En consecuencia, los embriones obtenidos mediante técnicas de reproducción humana asistida, al no ser considerados personas, quedaran arbitrariamente desamparados a pesar de la referencia que se hace en la última parte del artículo 19 sobre la ley especial que se dictaría al efecto para su protección”, explicó Martínez.
 
La vida desde el momento uno ¿Por qué considerar el inicio de la vida y la persona humana desde la concepción? Quizá esa sea la pregunta que ayude a entender la postura de la Facultad de Medicina y el fundamento para impulsar un debate a mayor conciencia. El Dr. Alfredo Coviello. Director del Consejo de Maestros de la Facultad de Medicina explicó que la biología del desarrollo embrionario acepta actualmente que la vida del nuevo ser empieza con la fusión del espermatozoide y el óvulo.
 
A partir de la unión de dos células completamente distintas, con sus respectivas y diferentes dotaciones cromosómicas, surge una realidad nueva y autónoma. Por lo tanto, la célula huevo o cigoto que se ha gestado, posee autonomía desde el punto de vista genético puesto que, aunque dependa del útero materno para su nutrición y excreción, su desarrollo estará guiado por la información que contienen los propios genes.



Recomienda esta nota: