26/12/2012

Tucumán

Los chicos del Instituto de Música de la UNT conquistaron el Valle Calchaquí

La agrupación se presentó junto al Coro de las Escuelas Experimentales en el cierre del ciclo lectivo de la carrera de Enfermería en Tafí del Valle.

El paisaje de Tafí del Valle se había vestido de gris. Como en otras tantas jornadas, el verano en la villa turística obliga a abrigarse cuando cae la tarde noche y los paseos se tornan más cortos. Pero nadie contaba con que la persistente llovizna definiría la suerte del concierto que la Orquesta de Cuerdas del Instituto Superior de Música (ISMUNT) y el Coro de Escuelas Experimentales de la UNT brindarían el sábado pasado en la villa.

Las jóvenes agrupaciones de músicos de la Universidad Nacional de Tucumán estaban invitadas a acompañar el cierre del ciclo lectivo del primer año de la carrera de Enfermería. Los esperaba un acto público en la plaza principal de la villa turística, y la presencia de la vicerrectora, Alicia Bardón; y el intendente municipal Jorge Yapura Astorga, entre otras tantas autoridades,.
 
Sin embargo, las condiciones climáticas no favorecieron el concierto al aire libre y los organizadores mudaron todo el espectáculo a la Escuela Nº 26 de Tafí del Valle, a metros de la plaza principal.
 
La sorpresa fue el amplio salón de actos donde se acomodaron los casi 60 músicos, entre niños y adolescentes, que en unos minutos afinaron sus instrumentos para dar comienzo a la esperada presentación. El obstáculo del clima había quedado atrás y, vecinos, turistas y veraneantes colmaron el salón de acto aprestándose para la emoción.
 
Para la Orquesta de Ensamble Infanto-Juvenil de Cuerdas la invitación fue un desafío más desde su reciente creación, en agosto de 2012. Es por ello que los alumnos del Instituto Superior de Música no dudaron en asistir a los ensayos previos, a pesar de que sus clases habían finalizado en el mes de noviembre.
 
Su directora, Ana María Palazzo, responsable de la formación en cuerdas del ISMUNT, eligió el repertorio junto a sus alumnos: “se trata de disfrutar obras barrocas, de películas y villancicos que representan el trabajo intenso que han realizado los jóvenes a través de los ensayos que dieron inicio en el mes de agosto”, comentó.
 
Acomodados en el salón de actos de la Escuelita de Tafí del Valle, el coro de las Escuelas Experimentales abrió el concierto con cuatro piezas del cancionero popular: “La Jardinera”, de Violeta Parra; “Bonita Rama de Sauce”, de Carlos Gustavino  y Arturo Vázquez; “Capullito de Aleli”, de Raúl Hernández y Rubén Colón Tarratas; y “Songoro Cosongo”, de Eliseo Grenet.
 
Los calurosos aplausos invadieron el salón y le abrieron paso a la orquesta del ensamble de cuerdas.  El tercer movimiento del Concierto en Re Mayor de Vivaldi puso a los asistentes en un ensoñamiento inesperado y delicioso, por la apasionada interpretación de los jóvenes músicos y la vehemente dirección de Ana Palazzo.
 
Le continuaron fragmentos de obras de películas, (La Novicia Rebelde; Cinema Paradiso; La Lista de Schindler; y   Piratas del Caribe) que fueron festejados de pie, por un auditorio hechizado por el candor interpretativo del ensamble.
 
También hicieron su presentación los más chicos del ISMUNT que estudian con el Método Suzuki: una muestra de que el semillero de las orquestas de la UNT sigue intacto y creciendo.
 
El final fue para los villanicos. Todos juntos en escena, orquesta y coro, para cerrar con el clásico “Noche de Paz”. Coreado por el público, anticiparon la Noche Buena en el Valle y brindaron un mensaje esperanzador que consolida la presencia académica y cultural de la UNT en el Valle Calchaquí .
 



Recomienda esta nota: