12/09/2013

Tucumán

Cerisola criticó con dureza las tomas de las facultades

Lo expresó a través de un discurso enunciado durante el acto de apertura del III Congreso de Psicología de Tucumán. “La Universidad siempre se ha caracterizado por su pluralidad”, afirmó.

Juan Cerisola, rector de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT), presidió el acto de apertura del III Congreso de Psicología de Tucumán y en su discruso se refirió a las tomas de dos facultades del Centro Prebisch. “Creo entonces que la comunidad universitaria tiene el derecho de reclamar a estos estudiantes el levantamiento de las tomas", afirmó.

 

En su discurso de apertura del III Congreso de Psicología de Tucumán, Cerisola pidió un “voto de confianza y compromiso” a los alumnos que se encuentran tomando las facultades de Filosofía y Psicología para retomar el diálogo “sin suspicacias” y superar las “posturas inflexibles de los estudiantes".

 

Cerisola eligió el anfiteatro de Ciencias Económicas colmado de cientos de docentes, investigadores, estudiantes e invitados especiales que participan del Congreso de Psicología para referirse a las tomas de las dos facultades del Centro Prebisch.

 

“Lamento no poder recibirlos en nuestra excelente Facultad de Psicología, ámbito natural del Congreso”, comentó Cerisola. “No estamos allí, porque las condiciones no son del todo adecuadas, pues la facultad se encuentra bajo la ‘toma’ de un grupo de estudiantes, al igual que en la facultad de Filosofía, ambas de nuestra casa”, puntualizó.

 

Luego de destacar aspectos de las distintas acciones que vino realizando el Rectorado junto a los decanos de las facultades tomadas para atender los pedidos de los estudiantes, subrayó la actitud permanente de diálogo de las autoridades universitarias: "cada vez que los estudiantes a cargo de la toma o que marcharon al rectorado lo pidieron, fueron recibidos para dialogar. Cada vez que este grupo de estudiantes salió a dialogar, incluso ayer, reivindicaron abiertamente las tomas. Este único punto es, a mi criterio, respetuosamente muy cuestionable”.

 

“La Universidad siempre se ha caracterizado por su pluralidad”, afirmó. “Exijo, pues, respeto por una institución de la República, donde cualquier intento de atropello, en sus órganos de gobierno, en sus claustros, en sus autoridades, como así también en sus edificios o en su patrimonio, constituye un grave perjuicio, inmoral e ilegal”.

 

“¿Cómo puede alguien invocar el diálogo y por otro lado, persistir en medidas unilaterales?”, se preguntó Cerisola, y a continuación respondió: “porque, o bien se dialoga confiando en el otro, o bien se dialoga sospechando del otro, en cuyo caso, es mejor posponer el diálogo hasta lograr habitar espacios comunes de confianza, sin suspicacias”.

 

“Creo entonces que la comunidad universitaria tiene el derecho de reclamar a estos estudiantes el levantamiento de las tomas, como voto de confianza y de compromiso, y como signo de superación de posturas extremas e inflexibles”, recomendó.

 

Además, opinó que "en los claustros universitarios, no gobiernan las asambleas, y esto fue un logro de la democracia: gobiernan quienes recibieron legítimamente el voto otorgado por sus representados, para ser autoridades o consejeros".

 

Y concluyó pidiendo que "jóvenes y adultos seamos capaces de dialogar confiando, o que en todo caso, marchemos juntos y para el mismo lado, para que encontremos soluciones creativas que nos permitan a todos crecer y aprender un poco más”.




Recomienda esta nota: