27/09/2013

Tucumán

Ya funciona el hospital escuela dependiente de la carrera de Veterinaria

Desde hace dos semanas, alumnos guiados por docentes brindan servicios a la sociedad en la finca El Manantial de la UNT. Se atienden urgencias, se realizan cirugías, ecografías y citologías.

Estudiantes de la carrera de Veterinaria, guiados por docentes, realizan sus práctivas y brindan servicios a la sociedad en el hospital escuela de la Facultad de Agronomía y Zootecnia (FAZ), que comenzó a funcionar de manera formal hace dos semanas en la finca El Manantial de la UNT, dónde se dictan algunas de las carreras de esa facultad y que está ubicada en Florentino Ameghino s/n, Barrio Mercantil.

 

La directora del flamante servicio, Sandra Molina,  señaló que las tareas del hospital se dividen en dos grupos: uno atiende a animales pequeños y el otro a animales grandes. Enumeró los servicios que se brindan y que por el momento son: urgencias, consultas, esterilizaciones, ecografías, cirugías y citologías de tumores. Aunque la profesional auguró que próximamente se brindarán los servicios de internación, vacunación y radiografías, ya que poseen un equipo de Rayos X y sólo resta emplomar las paredes para su efectivo funcionamiento.

 

Molina aseguró que “el hospital escuela resulta indispensable en la formación de los alumnos ya que complementa la parte teórica y los jóvenes empiezan a tener contacto tanto con los pacientes como con sus dueños, porque que ambas cosas son importantes”, puntualizó.

 

Maximiliano Márquez, alumno de quinto año y perteneciente al grupo que atiende animales pequeños, aseguró que aprendieron mucho con los diferentes casos que se presentan en el hospital de Veterinaria. Comentó que se realizan diagnósticos, ecografías y que también se practica una entrevista al dueño de la mascota para tener más en claro los síntomas y la afección del animal.

 

Finalmente, Franco Filippi, también estudiante de quinto año  e integrante del grupo que trabaja con animales grandes comentó que se dividen en dos subgrupos: uno se dedica a la atención en El Manantial y el otro viaja a los establecimientos ganaderos de la Provincia y a la Escuela de Agricultura de la UNT para realizar las prestaciones allí. Filippi contó que algunas de las tareas que realizan son “diagnóstico y control de yeguas preñadas, ecografías, correcciones quirúrgicas en bovinos y necropsias”, detalló.

 

Horarios de atención:

 

Lunes a viernes, de 8.30 a 12.30.




Recomienda esta nota: