01/12/2013

Tucumán

La secuestran en Barrio Sur, la violan y la abandonan a la entrada de Monteros

Una joven de 23 años fue interceptada, por un auto oscuro con vidrios polarizados, cuando caminaba por las cercanías del hospital de niños, el viernes al mediodía. El mismo día, por la noche, la encontraron golpeada en la entrada de Monteros.

Una mujer fue hallada en la entrada a la ciudad de Monteros el viernes a la noche luego de que la arrojaran de un auto, y según le contó a la Policía, vivió una pesadilla. La víctima dijo que la secuestraron en San Miguel de Tucumán, que despertó atada a una cama y más tarde volvió a reaccionar, cuando la dejaron abandonada en el lugar en el que fue encontrada por vecinos monterizos. 

 

El viernes a las 21, una llamada anónima a la comisaría de Monteros dio cuenta del hallazgo de la víctima de 23 años. Estaba golpeada y perdida, y apenas podía hablar. La mujer, además, no sabía en qué lugar se encontraba. Los vecinos le dijeron a la Policía que la joven había sido arrojada desde el interior de un auto, que huyó por la ruta 38. La mujer fue llevada al hospital de Monteros, donde pasó la noche. Cuando se recuperó, pudo contar lo que le había pasado. 

 

La joven, que vive en el barrio Alejandro Heredia, caminaba el viernes al mediodía por las cercanías del hospital de Niños, en barrio Sur, cuando se le acercó un auto oscuro con vidrios polarizados. Del interior bajaron dos hombres, que la tomaron de los brazos y la subieron al vehículo, según contó la víctima a la Policía. 

 

El movimiento de los secuestradores fue tan rápido, que la mujer no tuvo tiempo de defenderse, de acuerdo a su relato. En el auto le dieron de tomar un líquido que la desvaneció. 

 

El siguiente recuerdo de la víctima fue haberse despertado en una habitación oscura. Estaba desnuda en una cama y tenía los pies y las manos atados. Unos minutos más tarde, volvieron a darle una bebida que la desvaneció. La mujer, siempre según el relato de la Policía, no logró ver en ningún momento el rostro de sus secuestradores. 

 

Alrededor de las 21 la arrojaron desde un auto en el acceso norte a Monteros, por calle Yapeyú. Fue trasladada a un hospital local, donde los médicos que la revisaron dijeron que tenía indicios de haber sido abusada sexualmente, indicaron fuentes policiales. 

 

Ayer a la siesta, la mujer fue derivada a un hospital de esta ciudad. El comisario Julio López, jefe de Zona, dijo que están reuniendo datos para tratar de encontrar algún sospechoso. La investigación está a cargo de la Fiscalía de Instrucción de la II° Nominación, del Centro Judicial Monteros. (La Gaceta)



Recomienda esta nota: