06/12/2013

Tucumán

"La mirada es proteger los derechos de los niños y buscar su bienestar"

Se llevó a cabo en Tucumán el encuentro de capacitación de responsables de comedores infantiles, del que participaron 70 organizaciones civiles.

 Se llevó a cabo el encuentro de capacitación de responsables de comedores infantiles que organizó la Dirección de Políticas Alimentarias dependiente de la Secretaría de Articulación Territorial y Desarrollo Local. 

 
Durante tres días, en el salón de Luz y Fuerza, representantes de unas 70 organizaciones civiles bajo programa del Ministerio de Desarrollo Social, compartieron momentos de balance, con dinámicas guiadas por el equipo técnico de la Dirección que conduce Carolina Nacher
 
El encuentro culminó con la entrega de certificados y menciones a los responsables de comedores y además, hubo un recital de rap a cargo de David Romero, integrante del conjunto Narradores de Vida y oriundo del barrio El Sifón. 
 
“Yo soy un producto de los comedores infantiles y gracias a la participación comunitaria muchos jóvenes logran salir de la delincuencia y las adicciones”, dijo Romero antes de interpretar sus canciones, con letras muy emotivas referidas a la realidad que les toca vivir a jóvenes en situación de vulnerabilidad. 
 
Por su parte, Silvia Suárez, responsable de Comedores Infantiles, indicó que el encuentro fue la culminación del trabajo hecho este año junto a las entidades. “Nos ha servido para hacer un balance y la mirada es proteger los derechos de los niños y buscar su bienestar, no sólo proveyendo la comida sino también brindando afecto y amor”, sostuvo Suárez, quien agregó que las actividades en los comedores incluyen juegos, recreación y formación deportiva.
 
Salvador Escobar es el responsable del comedor Nuestro Señor del Milagro de la localidad de El Cajón, en el departamento Burruyacu. 
 
“Es muy bueno el trabajo que hacemos diariamente en bien de los niños, nos hace muy bien”, expresó “Pinoti”, como se lo conoce a Escobar en pueblo. “Podemos hacerlo porque siempre contamos con todo el apoyo del Ministerio de Desarrollo Social”, expresó. 
 
Más de cien niños y niñas asisten al comedor, además de adultos en situación de vulnerabilidad y personas con discapacidad. “La comunidad participa y nos ayuda, las cocineras trabajan ad honorem y entre todos trabajamos por el bien de los niños”; finalizó Escobar. (El Siglo)


Recomienda esta nota: