11/12/2013

Tucumán

Volvió la Policía pero los vecinos pasaron la noche custodiando sus casas y negocios

La madrugada de este miércoles encontró a los tucumanos que viven en los barrios de la periferia de la Capital protegiendo sus bienes. Tiros en la noche aunque no se reportaron nuevos saqueos.

Después del arreglo entre el gobierno de José Alperovich y los policías sediciosos que permanecían amotinados en la Subjefatura, los uniformados retomaron sus puestos y volvieron a patrullar la ciudad aunque los vecinos decidieron permanecer en las calles con barricadas y armas para protegerse de nuevos saqueos.

 

Sin embargo la noche transcurrió sin asaltos aunque los disparos de armas de fuego se sintieron en muchos lugares. Por las redes sociales se reportaba que los tiros eran preventivos ante la presencia de sospechosos.

 

La Policía firmó el acuerdo con Alperovich y su primera actuación fue trasladarse a la Plaza Independencia a reprimir una protesta de ciudadanos que se habían concentrado para protestar por la inseguridad. Gases lacrimógenes, balas de goma y palos fueron utilizados por los que hasta minutos antes protagonizaban la sedición. La intervención de la Gendarmería frenó la represión y evitó que los hechos pasaran a mayores.

 

Cuando los primeros patrulleros aparecieron en las calles tucumanas la gente los recibía con insultos a los que los policías respondían con burlas y amenazas, según relataron algunos vecinos. La relación entre la policía que liberó la ciudad y alentó los saqueos de bandas de motochorros y la sociedad abandonada a su suerte, quedó definitivamente rota. ©eldiario24.com

 


Recomienda esta nota: