24/12/2013

Tucumán

Rubén "La Chancha" Ale quedó detenido pero está internado en terapia intensiva

Acusado por lavado de dinero, el ex presidente de San Martín, al igual que María Jesús Rivero, deberá pasar la Navidad aprehendido por orden de la Justicia Federal.

En la noche del lunes, y luego de la temprana detención de María Jesús Rivero, Rubén “La Chancha” Ale también quedó a disposición de la Justicia Federal, luego de que el titular de la empresa de taxis “Cinco Estrellas” fuera internado en la terapia intensiva de un sanatorio céntrico. El juez Fernando Poviña resolvió que una guardia de Gendarmería Nacional custodiara al detenido.
 
A las 7 del lunes los gendarmes ya habían concretado la detención de Rivero. La ex vicepresidenta del club San Martín de Tucumán fue llevada al mediodía a los tribunales federales, donde se la vio vestida con una remera y un pantalón, lejos del glamour que la caracterizó en sus apariciones públicas. “Todo esto es por Susana Trimarco”, repitió a la prensa, en medio de los gritos de apoyo de su hermano, Víctor Rivero.
 
Rivero y Ale eran dos de las cinco personas que el juez había ordenado detener, en el auto de procesamiento por la causa en la que se investiga a una supuesta banda que conformaría una asociación ilícita dedicada al lavado de dinero proveniente del juego ilegal y de la trata de personas. 
 
Siete allanamientos habían sido realizados a primera hora de la mañana del  lunes para detener a los acusados. La única que se encontraba en su vivienda era Rivero, en tanto que Fabián Antonio González se presentó voluntariamente al mediodía, acompañado por su abogado Mario Leiva Haro. Las órdenes de detención también alcanzaban a Roberto Dilascio, la actual pareja de Rivero, y a Víctor Alberto Suárez, quienes no habían sido hallados hasta anoche.
 
Carlos Varela Soria, abogado de María Jesús Rivero, Dilascio y Ángel Adolfo Ale (el hijo que la mujer tuvo con “La Chancha” Ale), comentó que pidieron el beneficio de la excarcelación. “No se dan los presupuestos para que el juez haya tomado semejante decisión de detenerla. Para que corresponda debe haber una peligrosidad procesal o entorpecimiento de la investigación. Rivero se ha presentado a todos los requerimientos y estuvo a disposición de la causa”, remarcó el abogado.
 
La ex pareja de “La Chancha”  está acusada de asociación ilícita y lavado de activos. “Es impensada la asociación ilícita. No existe ninguna vinculación con alguna mafia. Con el ‘clan de los Ale’ sólo la une el hijo en común que tiene con su ex pareja, de quien está desvinculada afectivamente desde hace 11 años”, expresó Varela Soria. Rivero permanecerá detenida al menos hasta fines de esta semana, y pasará Navidad en el “Escuadrón 55” de Gendarmería Nacional.
 
Dilascio iba a presentarse a la Justicia entre el lunes y martes, según Varela Soria. “La vinculación que él tenía con San Martín era deportiva”, afirmó el abogado. La “Gerenciadora del NOA”, según el letrado, fue creada con fines deportivos. “El dinero lo manejaba la comisión directiva y no Dilascio”, agregó. 
 
Varela Soria, además, destacó que el hijo de Rivero y Ale se vio beneficiado con la falta de mérito. “No quedó desvinculado de la causa, sino que es una situación procesal entre el auto de procesamiento y el sobreseimiento. Es como que las pruebas que había en su contra perdieron fuerza, lo que no significa que no puedan llamarlo nuevamente a declarar”, aclaró el abogado.
 
En el auto de procesamiento dictado por Poviña, se deja constancia de que la causa se inició por una denuncia de Susana Trimarco. La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) explicó en un comunicado de prensa que el juez procesó, sin prisión preventiva, a Adolfo “El Mono” Ale, María Florencia Cuño (actual pareja de Rubén), Julia Esther Picone y Valeria Fernanda Bestan por el delito de lavado de activos. Los cuatro se vieron beneficiados con la falta de mérito en relación a la asociación ilícita.
 
A Andrea Viviana Acosta y a Daniela Milhein también le dictaron la falta de mérito en las dos acusaciones. La primera es la actual pareja de “El Mono”, en tanto que Milhein tiene una hija con “La Chancha”, y la semana pasada la Corte Suprema de Justicia de Tucumán la declaró penalmente responsable por el secuestro para la explotación sexual de María de los Ángeles “Marita” Verón, desaparecida desde el 3 de abril de 2002.
 
No es la primera vez que Rubén Ale es internado cuando tenía pedido de detención. El 16 de agosto de 2011 ingresó al mismo sanatorio de anoche, con presión alta y fuertes dolores en el pecho, según habían informado los médicos en esa oportunidad. El fiscal Guillermo Herrera había pedido su detención por  presunta usurpación y apropiación de varias toneladas de soja, y el pedido había sido concedido por el juez Víctor Manuel Pérez.
 
A mediados de marzo de 2012 se dispuso su internación domiciliaria, debido a un agravamiento en su estado de salud. “La Chancha” padece de obesidad mórbida y mal de Parkinson, entre otras enfermedades. Unos meses más tarde recuperó la libertad. 
 
Anoche se repitió una situación similar. Gendarmería Nacional había llegado hasta su casa a primera hora de la mañana, pero el ex presidente de San Martín no estaba. Fue internado a la noche y la Justicia, enterada de la situación, dispuso que la detención se cumpliera en el sanatorio.
 
Según el abogado Leiva Haro, defensor de González y de Picone, en el auto de procesamiento de Poviña se dispone que los detenidos sean alojados en el penal de Villa Urquiza (o en la cárcel de Mujeres en el caso de Rivero). De no haber cupo, deberían ser trasladados a una unidad penitenciaria nacional. Las más cercanas se encuentran en Güemes, Salta y en San Salvador de Jujuy. “Hemos presentado la excarcelación. No deberían trasladarlos hasta que se resuelva esa situación. Es un absurdo lo resuelto por el juez. La semana pasada habíamos sido citados a declarar y aportamos más de 700 fojas de documentación. Hoy descubrimos que ni siquiera habían sido incorporadas al expediente; la carpeta que presentamos con los papeles estaba a un costado”, manifestó Leiva Haro. “La Chancha” Ale habría sido el único que no se presentó a esas citaciones, según contó el defensor de González.
 
El viernes debería estar resuelta la situación de los detenidos. Si Poviña no hace lugar a las excarcelaciones planteadas, Rivero, Dilascio, “La Chancha”, González y Suárez (si es encontrado), pasarán al menos todo el verano tras las rejas.
 

En la fundación María de los Ángeles, que preside la madre de “Marita”, optaron por no opinar sobre el tema. “Hay que dejar que la Justicia actúe”, dijo el abogado Carlos Garmendia. (La Gaceta)



Recomienda esta nota: