04/10/2014

Tucumán

Tucumán amaneció agitado por ráfagas de viento de hasta 40 kilómetros por hora

El fenómeno se debe a la situación de alerta meteorológica que se está viviendo en la zona cordillerana. Un cartel se desprendió en el centro.

Polvo, hojas secas y residuos diversos se adueñaron del ambiente desde esta mañana a causa de las inusuales corrientes de viento registradas en la provincia. Hasta el momento, sin embargo, no se han registrado daños mayores, salvo por el cartel de un comercio que fue parcialmente desprendido de su soporte en el centro de la ciudad.

 

Una corriente de “chorro”, según indicaron desde el Servicio Meteorológico nacional, afecta la provincia a raíz de la situación de alerta meteorológica que se está viviendo en la zona cordillerana.

Si bien amaneció despejado, en la zona de aeropuerto se registraron ráfagas de hasta 20 nudos, equivalentes a unos 40 kilómetros por hora. Esa marca bajó luego, sin embargo el viento provoca un efecto zonda de hasta 18 nudos, se informó.

No se informó de caídas de árboles pero en pleno centro, un cartel de unos tres metros de la juguetería Guindi, de Muñecas al 100, se dobló y corre riesgo de caerse sobre la peatonal. Por este motivo, personal de Defensa Civil municipal colocó una cinta perimetral, debajo del cartel para evitar que los peatones sufran un accidente.

“Hemos pedido a Obras Públicas que nos envíen una grúa para asegurar desde afuera el cartel, que mide unos tres metros de largo, es de plástico y tiene una estructura metálica por detrás”, dijo Juan Normando, jefe operativo de Defensa Civil.

 

 

 

Fuente: lagaceta.com




Recomienda esta nota: