03/11/2015

Tucumán

#Opinión

La ciudad más limpia, no es la que se limpia más, es la que se ensucia menos.

El problema es individual, pero es de todos a la vez. Si no hay compromisos políticos con el medio ambiente, todo seguirá igual que antes. Por Pedro Martínez y Víctor Hugo Guardia.

Escoba nueva barre mejor, ese es el dicho; pero llevarla a la práctica en forma cierta y fehaciente es el reto. Nuevos gobiernos en toda la provincia, Intendentes y un flamante gobernador se deberán hacer cargo de un territorio devastado en materia ambiental.

 

Tucumán sumida en la indignidad  de un basural en cada esquina. Basura acumulada, escombros, residuos y desperdicios, son los protagonistas de una situación que parece no tener solución en la ciudad, lo que es una constante en todos los barrios, con el riesgo ambiental latente.

 

Vale resaltar que en un número importante de lugares, las conductas desaprensivas de personas que arrojan basura, lamentablemente se reproducen contaminando los vecindarios. La falta de conciencia ambiental, nos pone en peligro a todos, la gente no entiende que arrojar basura no es un hecho simple, sino una acción que desencadena una variedad de problemas al hábitat. la cuestión de la higiene por la higiene misma no tiene eco, debe tenerse en cuenta que los basurales son perfectos focos de infección. Es una verdadera catástrofe seguir manteniendo un basural por esquina, sin tener quien se ocupe de ello.

 

Las malas costumbres se hicieron piel y huesos en algunos vecinos que provocan actitudes antisociales de tirar la basura en las esquinas, avenida Roca un gran ejemplo como muchos. Este proceder soluciona el drama individual, pero crea un problema general (proliferación de plagas, moscas, ratas, mosquitos, etc). Tristemente acá en Tucumán no existe el fomento de parte de las autoridades para crear la Conciencia Ambiental, con el agravante de que en lugares estratégicos como ser oficinas de medio ambiente ponen en su dirección a compromisos políticos que nunca trabajaron seriamente sobre el tema.

 

Nuestra Madre Tierra nos está mandando señales importantes de su enfermedad, va a llegar el momento, muy cercano en que el agua nos llegará al cuello y entonces nos preocuparemos.

 

Las agrupaciones ambientalistas seguimos nuestro derrotero, sin ser escuchadas.

 

 

Pedro Martínez


Víctor Hugo Guardia

 

Casacas Verdes de Conciencia Ambiental Tucumán


[email protected]



Recomienda esta nota: