Tucumán

El Frente Para la Victoria niega que los despedidos de Concepción sean "ñoquis"

El ex concejal Nicolás Albornoz defendió los nombramientos de Morelli e indicó que beneficiaron a empleados con antigüedad de entre dos y ocho años en el municipio.

El conflicto por la incorporación de 430 empleados a la Municipalidad de Concepción durante el último tiempo de la gestión de Osvaldo Morelli llegó a episodios violentos esta madrugada, cuando 30 personas sitiaron al nuevo jefe comunal, Roberto Sánchez, para que mantenga esas designaciones. Todavía persiste la protesta con quema de cubiertas en la puerta del edificio municipal.

 

Al respecto, en diálogo con Periódico Móvil, el ex concejal del Frente para la Victoria Nicolás Albornoz defendió los nombramientos de Morelli e indicó que beneficiaron a empleados con antigüedad de entre dos y ocho años en el municipio.

 

Albornoz consideró una "falta de respeto" la afirmación de que los nombrados son "ñoquis" y de que los manifestantes son "barrabravas" que responden a Morelli. Resaltó que las protestas también se realizaron en la casa del ex intendente.

 

"Sánchez propuso que 120 de los nombrados queden en planta permanente y al resto les ofreció pasar a ser monotributistas. Justo él, que se pasó la campaña reclamando por la precarización laboral", destacó el ex edil de la Perla del Sur. "Sánchez tiene hijos. Cómo puede decirles a los trabajadores que vuelvan a sus casas y les digan a sus hijos que no tienen para llevar el pan a sus hijos", reclamó. 

 

Albornoz analizó que, de acuerdo a la cantidad de habitantes, la Municipalidad de Concepción debería tener entre 1.700 y 1.800 empleados. Con las incorporaciones de Morelli, la planilla llegó a 1.070. 

 


Recomienda esta nota: