Tucumán

Concejales opositores de la Capital reclaman que se llame a sesión

Ediles del FPV y Fuerza Republicana consideraron que el presidente del cuerpo peca de "falta de experiencia o incapacidad" ante la inactividad del organismo.

A casi un mes de la jura de los concejales capitalinos, y de la sorpresiva elección del mercantil Javier Aybar como presidente del cuerpo, entre los representantes vecinales se respira un clima de tensión, descontento y ansiedad ante la falta de sesiones del organismo.

 

“Fuimos los primeros concejales en asumir. Pero somos los únicos que aún no realizamos sesiones. Es grande nuestra preocupación, no entendemos por qué Aybar necesita tanto tiempo para constituir las comisiones, siendo que esto es un simple trámite”, señaló Dante Loza, del FPV, opositor al alfarismo.

 

Al reclamo se sumó el también opositor Ricardo Bussi, líder de Fuerza Republicana. “Decenas de reuniones completamente infructuosas han ocupado todo este tiempo, lo que da cuenta de una maniobra aviesa de la Presidencia del Concejo o de una total falta de idoneidad para ocupar el cargo. Lo que está claro es que ambas alternativas son muy malas”, destacó el republicano.

 

Según trascendió, en los últimos días hubo reuniones entre los espacios que rivalizan con el alfarismo. Además de los manzuristas Loza y David Mizrahi, entre otros, participaron de esos encuentros Bussi y Carlos Verón Guerra, de FR. Estos concejales quedaron fuera de la mesa de conducción del cuerpo. En la sesión preparatoria, que sirve además para la toma de juramentos, los ediles manzuristas y bussistas propusieron que Carolina Vargas Aignasse fuera la presidenta, Loza el vicepresidente primero y Verón Guerra el vicepresidente segundo.

 

Los representantes del Acuerdo para el Bicentenario (ApB) lograron imponerse en la votación, tras ofrecerle la conducción del Concejo a Aybar, quien fue electo mediante un acople del FpV. Con el impulso del radicalismo, el alfarismo, el macrismo y la Coalición Cívica-ARI, la Presidencia quedó en manos del mercantil. Raúl Pellegrini, vinculado a la Intendencia capitalina, fue elegido vicepresidente primero; Roberto Ávila, del PRO, vice segundo.

 

Según manzuristas y bussistas, esa fue la última vez que los miembros del Concejo se vieron las caras de manera oficial.

 

Loza enfatizó en la necesidad de coordinar el funcionamiento interno. “El 30 de noviembre termina el periodo de sesiones ordinarias. Falta poco más de 15 días, y hay en todas las comisiones muchos asuntos sensibles para ser tratados. Tenemos una gran responsabilidad con los vecinos de San Miguel de Tucumán, quienes nos votaron para que trabajemos. Y esto es lo que no podemos hacer”, reclamó el ex titular del Registro Civil. Loza además sembró sospechas respecto de las razones que llevarían a paralizar el cuerpo vecinal. “No sabemos qué es lo que se esconde detrás de la inacción del Concejo: si es solamente falta de experiencia o incapacidad por parte de la Presidencia”, manifestó el imprentero.

 

Bussi afirmó que se siente asombrado por la inactividad en el edificio de Monteagudo y San Martín. “Pese a nuestros esfuerzos, no están dadas las condiciones de trabajo. No sólo con las oficinas: no tenemos designadas comisiones, no existe siquiera un plan de labor parlamentaria. Todo está mal en el Concejo Deliberante de la capital”, advirtió el líder de Fuerza Republicana. (La Gaceta)



Recomienda esta nota: