18/11/2015

Tucumán

Buscan testigos del accidente de Benjamín Aráoz al 500

Amigos y familiares de Constanza Oviedo, de 22 años, solicitan ayuda urgente luego de que un Renault Mégane la embistiera, acabando con su vida.

Constanza Nahir Oviedo ya no está, pero sus amigos no se quedaron de brazos cruzados. Ellos y los familiares de la víctimas recurrieron a las redes sociales para lograr encontrar testigos que aporten más precisiones sobre el accidente que sufrió y que le costó la vida.

El domingo, cerca de las 6 de la mañana, la estudiante de Psicología, junto a otras amigas, esperaban en la vereda de avenida Benjamin Aráoz al 500 un taxi para volver a casa después de haberse divertido en una fiesta que se desarrolló en el Hípico del Jockey Club. 

Pero en ese momento un taxi que chocó con otro vehículo se subió a la vereda y la arrolló junto a su amiga. Ella sufrió las heridas más graves y falleció el domingo a la noche. Su compañera terminó lastimada y se recupera de las lesiones.

Los amigos de la víctima publicaron mensajes en Facebook pidiendo: “si fuiste a bailar el sábado 14/11 al Club Hípico, pasaste por ahí o conoces a alguien que haya visto el accidente que sucedió a la salida, en la entrada del Hipódromo, necesitamos testigos para hacer justicia por la vida de Constanza”. 

Roberto Oviedo, padre de la víctima, también se despidió de su hija por medio de Facebook. “Mi hijita Kon Oviedo se fue a la casa de Dios por culpa de dos imprudentes que me la mataron. Mi desazón es infinita. Mi destrucción y la de mi familia, se la debo a ellos. Justicia”, escribió.

La joven cursaba el quinto año de la carrera de Facultad Psicología en Filosofía y Letras. El lunes en esa casa de altos estudios declaró una jornada de luto a causa de la muerte de la estudiante de 22 años.

Por otra parte, fuentes judiciales informaron ayer que la principal hipótesis del accidente sostiene que el taxi, conducido por Víctor Manuel Guzmán, de 35 años, habría doblado en “U” en la avenida para llevarlas a las jóvenes, que le habrían hecho señas. En ese momento habría sido embestido por el Renault Megane que manejaba Franco Sebastián Romano, de 30 años, que fue quien atropelló a Oviedo y a Virginia Vestidelli, de 26 años, que caminaba junto a la víctima.

Las fuentes consultadas por este diario corroboraron también que ninguno de los dos conductores declararon aún ante la fiscala Adriana Reynoso Cuello, que lleva adelante la instrucción de la causa. Esta situación se dio a causa de las heridas que sufrieron en el accidente. 

Además se informó que esperan los informes técnicos de los peritos policiales para tratar de establecer cómo se produjo el accidente, que habría sido filmado por las cámaras de seguridad de la zona.


Recomienda esta nota: