25/11/2015

Tucumán

Para monseñor Zecca, el llamado al diálogo es una prueba de madurez

El arzobispo de la Diócesis de Tucumán valoró la actitud del gobernador Juan Manzur para la construcción de la reforma política en la base del consenso.

El arzobispo de Tucumán, monseñor Alfredo Zecca, valoró el llamado del gobernador Juan Manzur a la construcción de la reforma política mediante el diálogo y el consenso y lo tomó como una prueba de madurez. 

“La apertura al diálogo es algo que todos estábamos deseando y necesitábamos desde hacía muchísimo tiempo”, dijo y agregó que el país "necesita reconciliarse, dialogar y sentarnos todos juntos para ver cómo hacemos grande esta patria”.

Por otro lado destacó el hecho de que la iglesia no haya tenido que actuar de intermediaria. " Lo sano es que la sociedad, el gobierno, los distintos actores sociales puedan entrar en diálogo y la iglesia también como un actor social más. Es una prueba de madurez que nos hace bien a todos”, comentó y abogó por una transformación del sistema de comicios. “El sistema electoral vigente tiene que ser más transparente, es un tema de larga data. La Argentina necesita darse mejores instrumentos, mayor transparencia, aún en la política”. 

Finalmente dijo que la política es una forma de caridad donde hay que volver a valorizar todo lo que se hace y propuso que el trabajo en equipo sea mediante el diálogo."Tenemos que aprender a hacer equipos. Sí tenemos esa actitud hay que ir adelante”, culminó. 



Recomienda esta nota: