30/11/2015

Sucesos

Realizaron un allanamiento en el barrio La Bombilla

Los oficiales del Grupo Cero habían tirado abajo las puertas de la vivienda y dos unidades de Infantería custodiaban los alrededores del pasaje Murga para prevenir disturbios.

El viernes a la madrugada se realizaron una serie de allanamientos en el barrio Juan XXIII, ordenados por la Justicia, por una causa por robos. Según fuentes policiales, procedieron a la detención de dos sujetos con un frondoso prontuario y al secuestro de vehículos que habían sido robados y varias armas de fuego. 

El allanamiento más relevante se realizó en una vivienda ubicada en el pasaje Murga al 1.200 donde los uniformados se incautaron de cuatro revólveres de distintos calibres, una “tumbera”, municiones, varios “chupetes” (herramienta hechiza que se utiliza para abrir autos), mochilas y carteras que serían robadas y ocho bicicletas

Las fuentes sospechan que el domicilio en que encontraron todos estos elementos funcionaba como un “aguantadero” porque, además de los elementos mencionados anteriormente, secuestraron dos motocicletas (una Honda CG y una Motomel 125) que tenían pedido de secuestro, pequeñas cantidades de marihuana y cocaína y unos $4.000 en billetes de baja denominación. 

El amplio operativo policial no pasó inadvertido en las calles de “La Bombilla”. Los oficiales del Grupo Cero habían tirado abajo las puertas de la vivienda y dos unidades de Infantería custodiaban los alrededores del pasaje Murga para prevenir disturbios. 

Al ver este imponente despliegue, según fuentes policiales, los asaltantes conocidos como “El Pelao” y “Nariz” intentaron salir de la zona en la que se estaban realizando los allanamientos para evitar ser detenidos. Sin embargo, no pudieron hacerlo porque fueron identificados por uno de los uniformados que participaba del operativo.

A pesar de que en el interior del auto en el que circulaban los asaltantes se halló un revólver calibre 22, los sospechosos no ofrecieron resistencia y fueron reducidos sin contratiempos por los uniformados. Extraoficialmente se deslizó que estos sujetos integrarían una banda que se dedicaría a cometer escruches y robos en la vía pública. 

Luego del operativo, fuentes oficiales informaron que los vehículos que fueron secuestrados serían agregados al listado de rodados recuperados que elabora el Ministerio Público Fiscal para que sus propietarios puedan retirarlos.


Recomienda esta nota: