(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
24/04/2016

Tucumán

Preocupa el aumento del consumo de drogas de diseño por parte de los jóvenes

Expertos afirman que su consumo crece entre los jóvenes de sectores medios y altos de Tucumán bajo un falso manto de inocuidad.
Ampliar (1 fotos)

Las sustancias sintéticas son tan riesgosas que una sola dosis puede afectar el corazón y el cerebro y hasta resultar letal.

Diversos estudios realizados en la provincia revelaron que en la actualidad los adolescentes están comenzando a tener como preferencias el éxtasis, la heroína o el LSD, en detrimento de otras drogas como jarabes opiáceos o el pegamento. Además, los expertos coinciden en que el mercado de estas drogas sintéticas es el que más está creciendo.


Las sustancias sintéticas son aquellas que se fabrican en laboratorios a través de procesos químicos que persiguen efectos psicoactivos como euforia y deshinibición. En nuestra provincia la que más se consume el éxtasis. Lo que llama la atención, según una investigación realizada este año, es cómo esta droga y otras -que suelen ser más bien “selectas”- están apareciendo cada vez más entre las favoritas de los jóvenes tucumanos.


“Actualmente los adolescentes están comenzando a tener como preferencias el éxtasis, la heroína o el LSD, al tiempo que van desplazando jarabes opiáceos y el pegamento”, manifestaron a La Gaceta Cristina Daives y Nancy Correa, docentes de Toxicología de la Facultad de Bioquímica de la UNT. En esa cátedra realizan año a años encuestas en diferentes escuelas públicas y privadas y en facultades.

http://tn-ar.cdncmd.com/sites/default/files/styles/976x549-nocrop/public/2016/04/18/pastillas-nota.jpg

Los resultados de la investigación 2015 revelaron que, si bien la gran masa de consumidores de sustancias ilegales sigue eligiendo marihuana y cocaína, la cantidad de usuarios de estupefacientes denominados selectos va en aumento. “Desde 2008 hasta 2013, la heroína, el LSD y el éxtasis ocupaban el 5, 6 y 7 lugar, respectivamente, entre las drogas más usadas por los jóvenes. Eso cambió sustancialmente el año pasado: el LSD trepó al tercer lugar y el éxtasis al cuarto”, ejemplificó Daives. “El estudio dejó en claro que aumentó en forma significativa el consumo de todas las sustancias”, agregó.

El último relevamiento se realizó entre 1.600 alumnos de ocho escuelas públicas y privadas de la provincia. En total, desde 2008, ya se entrevistaron a más de 8.000 estudiantes de entre 12 a 21 años.

Daives explicó que este cambio en las preferencias de los jóvenes se debe a varios motivos: "Este tipo de drogas, que antes eran más selectas, ahora están muy al alcance de los chicos. Hay más oferta. Además, ya no es necesario entrar en contacto con un dealer para comprarla. Generalmente, entre los propios pares de los chicos hay uno que tiene conexión con el narco y él les vende. En las fiestas son muy requeridas. El éxtasis tuvo mucho marketing en los últimos años”.

En el mismo sentido, la toxicóloga Susana Ponce de León expresó que, por los testimonios recogidos, estas pastillas están disponibles en fiestas y algunos boliches. "Generalmente, la primera vez les dan gratis la pastilla. Lo preocupante es que muchos jóvenes creen que es una droga inofensiva”, opinó.

Este dato quedó evidenciado en el último relevamiento realizado por la Secretaría de Programación para la Prevención de las Adicciones (Sedronar) entre estudiantes secundarios: 1 de cada 10 alumnos de 12 a 17 años recibió oferta directa de éxtasis. Y tres de cada 10 chicos cree que probar esta droga no tiene riesgos para la salud.

“Si bien no causan una adicción física importante, estas drogas pueden generar cuadros clínicos muy graves: cuadros de hipertermia (puede llegar a extremos letales de 42 grados) fallas orgánicas y un alto riesgo cardíaco”, describe Ponce de León.

“Las drogas de diseño, también denominadas drogas recreativas, tienen un consumo programado. Antes, en los años 70, se las hacía con anfetaminas. Después se prohibieron las anfetaminas y el éxtasis empezó a fabricarse vía efedrina (componente que se usa mucho en los antigripales). De repente Argentina importaba toneladas de esta sustancia; era obvio que se la usaba con otros fines. Progresivamente fue aumentando cada vez más el uso de éxtasis en el país”, explicó a La Gaceta el médico Gustavo Marangoni, director de la Fundación CAIS (Centro de Atención Interdisciplinaria).

Si bien hay muy pocos casos de extrema gravedad por consumo de éxtasis en Tucumán, Marangoni tuvo pacientes que sí murieron por esta causa. “Obviamente esta realidad no se compara con el consumo de paco: todas las semanas se muere un joven adicto a esta sustancia, en un hecho de violencia o por suicidio”, comentó.


Según Marangoni, las llamadas drogas selectas como el LSD, el éxtasis o la heroína, llegan a Tucumán por pedido. Vienen en encomiendas o a veces los mismos dealers que venden cocaína las ofrecen a sus clientes.


Además, el director de la Fundación CAIS manifestó su preocupación por el uso creciente de la ketamina. “Lo que llama la atención es el incremento sostenido del consumo de ketamina, una sustancia usada por los veterinarios por sus propiedades anestésicas. Esta droga está rompiendo todos los controles que debería haber", manifestó. Además, remarcó que es muy peligrosa y "nadie hace nada". "Un joven que la consuma en altas concentraciones puede caer en coma y hasta morir. Ya hubo casos aquí”, precisó.


Recomienda esta nota: