(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
14/05/2016

Tucumán

La Policía logró detener a un integrante del clan Toro

Se sospecha que integrantes del clan de los Carrión asesinaron el 29 de abril a un miembro de los Toro y que estos habrían tomado venganza.
Ampliar (1 fotos)

Los Toro y los Carrión disputan una sangrienta guerra por el control de la venta de drogas en Villa 9 de Julio.

La Policía logró detener a un integrante del clan Toro en la noche del viernes por el sangriento enfrentamiento sin fin con los Carrión en Villa 9 de Julio.

Se sospecha que los Carrión asesinaron el 29 de abril a un miembro de los Toro y que estos habrían tomado venganza. Por ese último suceso fue detenido Martín Toro. En el procedimiento no se encontraron armas

El incidente que desencadenó el actual enfrentamiento entre las dos bandas se dio el 26 de diciembre de 2015: integrantes del Clan Toro se enfrentaron a balazos con integrantes de la familia Carrión en López y Planes al 500. Cuando la patrulla llegó fue recibida con una lluvia de piedras. Ese día fueron heridos dos adolescentes, uno de 17 y el otro de 14 años. Este último perdió uno de sus ojos

El 6 de enero de 2016 a la siesta hubo otro enfrentamiento. Ese día los disparos tuvieron lugar en Martín Berho y Estanislao del Campo. Un hombre de 25 años llegó al Centro de Salud con un tiro en el brazo izquierdo. Detrás de él llegó un joven de 19 años con un balazo en una de sus rodillas. Al otro día, una mujer relacionada a los Toro denunció que integrantes de los Carrión balearon su negocio de Martín Berho al 200. 

Los enfrentamientos regresaron con más violencia que nunca el 25 de febrero. Cinco personas terminaron heridas. Ese día recibió un tiro en la mano un hombre de 77 años y uno en el muslo una mujer de 44. Más tarde, Raúl Carrión recibió un disparo en la pierna y otro en el tórax. Su mujer, Dalma Almirón, recibió una bala en la pierna. El último herido de la tarde fue Gerardo Figueroa, un agente del 911, que recibió un disparo en el pie. Un día después, el 26 de febrero, se repitieron los balazos, esta vez en Justo de la Vega al 1.400. No hubo heridos. 

“Quema Rancho” no tiene más de 23 años, pero es conocido por la Policía por ser un especialista en el motoarrebato cuando no trabaja para el clan Carrión.  Ese trabajo no es otro más que encargarse de la parte dura del negocio del narcomenudeo: ser el “soldado” para defender a sus jefes, cobrar deudas a los compradores que no pagan y realizar tareas de seguridad en los lugares donde se comercializan drogas. El joven fue uno de los acusados de haber participado en el ataque a un negocio de una integrante del clan de los Toro, según lo denunció la mujer en la Justicia. 

Hace menos de un mes fue noticia. Fue detenido junto a “Cadáver” -otro hombre de los Carrión- por ser los sospechosos de haber cometido una importante cantidad de arrebatos en Villa Urquiza y en las adyacencias del estadio de Atlético. Recuperó la libertad hace menos de un mes, no así su compañero de andanzas al que le dictaron la prisión preventiva. Ahora está oculto por temor a sufrir represalias.

Recomienda esta nota: