30/05/2016

Tucumán

Narcotráfico

Cayó la "Banda del Gordo Luis", que vendía marihuana a Tucumán para comprar cocaína en Salta

Además, la Policía Metropolitana desbarató una "cocina" de estupefacientes que tenían los narcotraficantes en la ciudad de Cañuelas, provincia de Buenos Aires.
Ampliar (1 fotos)

Los ladrillos con la media tonelada de marihuana incautada a la "Banda del Gordo Luis". Foto: Policía Metropolitana

Cayó la "Banda del Gordo Luis", que vendía marihuana a Tucumán para comprar cocaína en Salta. Además, la Policía Metropolitana desbarató una "cocina" de estupefacientes que tenían los narcotraficantes en la ciudad de Cañuelas, provincia de Buenos Aires.


Según informaron fuentes de Policía Metropolitana se secuestró casi media tonelada de marihuana, más de 20 kilos de cocaína y 40 kilos de precursores químicos al cabo de varios operativos realizados en la ciudad y en la provincia de Buenos Aires.


La mayor cantidad de droga fue encontrada el miércoles pasado, cuando fueron interceptados una camioneta Ford Ranchera y un VW Vento en el peaje de la ruta 9, en Lima, unos 20 kilómetros al norte de la ciudad de Zárate. Los vehículos eran objeto de un seguimiento por parte de efectivos de la División de Investigaciones Criminales (DIC) de la Policía Metropolitana.


Dentro de la Ford Ranchera se encontraron escondidos 352 ladrillos de marihuana. Ese procedimiento dio paso a nuevos allanamientos, al cabo de los cuales fueron detenidas diez personas: cinco, argentinas; cuatro, paraguayas, y un español con documentación apócrifa y pedido de captura internacional.


"Fueron tres meses de investigación, con seguimientos y un trabajo de campo muy importante tras el cual fue desbaratada una gran banda internacional que vendía cocaína y marihuana. Hubo 10 detenidos, pero lo más importante es que esta droga no va a estar ahora en las calles", afirmó Martín Ocampo, ministro de Justicia y Seguridad de la ciudad.


La llamada "Banda del Gordo Luis" se dedicaba al comercio de marihuana, que luego de ser compactada y fraccionada se vendía en Tucumán, entre otros lugares. Luego, con ese dinero se adquiría cocaína en Salta, que era llevada a una "cocina" que el grupo tenía en Cañuelas, donde se la cortaba y estiraba para aumentar su rendimiento.


Recomienda esta nota: