16/09/2016

Tucumán

San Martín aprovecha el parate para recuperar soldados

El "Santo" tendrá fecha libre este fin de semana, y sus jugadores entre algodones avanzan la recuperación.

Es sabido que durante un torneo tan largo, extenuante y complicado como el de la Primera B Nacional, las lesiones están a la orden del día. Pero en San Martín, parecen haber llegado todas juntas, y ese parece ser un motivo más de preocupación para Diego Cagna y compañía.

Al conocido inconveniente que tuvo Sergio Viturro, que lo dejó al margen del duelo contra Chacarita, en los últimos días se sumaron las dolencias de Nicolás Carrizo, Alejandro López y Ramón Lentini.

La enfermería está colapsada en Bolívar y Pellegrini. Los jugadores cayeron uno tras otro; pero según explicaron el panorama de cara al futuro inmediato parece ser bastante alentador. Salvo el caso de Carrizo, los otros tres jugadores podrían llegar sin problemas al duelo contra Crucero del Norte, el miércoles a las 16.

El arquero no estuvo en la sesión de ayer debido al golpe en la zona costal que sufrió durante el amistoso contra San Lorenzo de Alem. “Si bien creemos que lo de ‘Nico’ no es una fractura, estamos tratándolo como si lo fuese”, explicó Daniel Soria, médico del plantel, que recién tendrá un diagnóstico más certero, luego de los estudios que le realizarán a “Picolé”.

En tanto, mientras el resto de los jugadores practicaban ayer en la cancha principal del complejo “Natalio Mirkin” , en la sala de kinesiología López, Viturro y Lentini cumplían al pie de la letra los trabajos que les había ordenado el kinesiólogo Damián Solís.

De acuerdo a lo que informó Soria, López y Lentini tienen problemas en sus tobillos y Viturro una sobrecarga muscular en el izquiotibial izquierdo. “No son lesiones de gravedad, por lo que estimo que estarán en condiciones de viajar a Posadas”, explicó el facultativo.

Por su parte, el enganche dejó en claro que se muere por poder jugar contra el “Colectivero”. “Contra Instituto había sufrido un golpe en el muslo derecho por lo que tuve que trabajar de manera diferenciada durante esa semana. Al parecer, eso hizo que se me fatigue la otra pierna y me dejó al margen del partido contra Chacarita. Por eso, ahora quiero jugar como sea”, dijo “Vitu”, advirtiendo que si todo sale bien no debería tener problemas. “Con trabajos kinesiológicos estoy tratando de bajar las cargas y además fortaleciendo la zona. Espero llegar con todo”, sentenció.

La enfermería “santa” está llena. Por eso, en La Ciudadela rezan para que se corte la mala racha y Cagna pueda tener a todos los soldados al pie del cañón.



Recomienda esta nota: