22/09/2016

Tucumán

Una niña de 13 años está embarazada tras ser abusada por su hermano

El hecho se registró en Graneros, al sur de la provincia. El médico que atendió a la joven realizó la denuncia.

Una denuncia grave ingresó ayer a la comisaría de Graneros, al sur de la provincia. Fue realizada por un médico que acababa de atender a una menor de edad embarazada, producto de un abuso sexual intrafamiliar.

El profesional había atendido a la adolescente de 13 años en un CAPS, el martes a la mañana. La jovencita había llegado acompañada por su madre para una consulta. Como las primeras sospechas del médico apuntaban a un posible embarazo, les entregó un test casero para que lo hicieran tranquilas en su hogar y regresaran horas después.

Ambas volvieron al consultorio esa misma tarde con la noticia de que el análisis había dado positivo. Recién entonces la joven le contó a su madre lo que había pasado. Según reprodujeron fuentes del caso, la adolescente había sido abusada sexualmente por su propio hermano, quien tiene 15 años, dos meses atrás. El joven la habría atacado en una oportunidad en que ambos se habían quedado solos en la casa.

Alarmado por la situación, el médico decidió realizar la denuncia correspondiente ante la Policía. Cuando se le comunicó el hecho a la Fiscalía de Instrucción de turno, enviaron a empleados judiciales a entrevistar a los padres de la víctima en su casa. Las fuentes dijeron que el padre de la jovencita, un hombre de 53 años, respondió que él y su esposa habían tomado la decisión de no realizar ninguna denuncia, por lo que el caso quedó asentado por el momento como un delito de instancia privada.



Recomienda esta nota: