02/01/2017

Tucumán

La tradicional bolsa de plástico parece tener sus días contados en Tucumán

A partir del lunes 9 entrará en vigencia la ordenanza capitalina que prohíbe el uso de bolsas plásticas de polietileno.

El cambio parece ser inevitable y los tucumanos tendrán que acostumbrarse a llevar sus propias bolsas a los distintos comercios de la Capital, hasta que los comerciantes decidan entregar -o vender- bolsas amigables con el ambiente. A partir del lunes 9 entrará en vigencia la ordenanza sancionada por el Concejo Deliberante que prohíbe el uso de bolsas plásticas de polietileno.

 

A partir de la promulgación de la norma, se indicó que los negocios tenían 120 días para el cumplimiento pleno de la legislación. Oscar Gramajo, director de Control Ambiental y Bromatología de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán, indicó que no serán exigentes en las primeras inspecciones ya que es un cambio cultural.

 

El funcionario municipal explicó que el objetivo es reducir el consumo de las bolsas de polietileno y aumentar el uso de bolsas que no contaminen el ambiente. Explicó que sí se permitirán las bolsas de plástico, siempre que cuenten con un agregado llamado "oxo" que permite la degradación del producto en un año y no en 200, como ocurre con las bolsas tradicionales; además deben llevar impresa la firma del fabricante que avale que tiene ese ingrediente en su elaboración.

 

"Vamos a trabajar junto a los comerciantes, a enseñar y a educar sobre esta nueva medida para que sea efectiva y duradera en el tiempo", afirmó Gramajo.

 

Las bosas permitidas son las oxo biodegradables o reutilizables:

 

* De polietileno oxo biodegradables, de papel, de carton.

 * De cualquier material que tengan polipropileno o algodón.

 

Por otra parte, Gramajo especificó que la decisión de cobrar la bolsa está librado a los comerciantes, ya que la nueva medida no establece que deben entregarlas de manera gratuita.

 

"Creemos que a fines de enero podremos decir que la ley se puso en vigencia plenamente", sentenció el director de Control Ambiental y detalló que la educación parte desde los consumidores en primera medida para poder ver el cambio. (La Gaceta)




Recomienda esta nota: