17/01/2017

Tucumán

Con tiros al aire despidieron al joven que murió tras ser baleado por la Policía

Se trata de Miguel Reyes Pérez, de 24 años, quien estuvo en coma tras recibir una posta de goma en la cabeza mientras huía de motoristas que lo perseguían por un presunto robo.

Miguel Reyes Pérez, el joven de 24 años cuya muerte se conoció este martes luego de permanecer en coma más de 20 días tras un violento y confuso enfrentamiento con la Policía, fue despedido esta tarde por sus amigos y familiares en el barrio San Cayetano.


Los vecinos de la zona de avenida Pedro Miguel Aráoz quedaron impresionados por la cantidad de disparos al aire que hicieron los amigos de Reyes, tal como se lo conocía en el barrio del sur de la capital, para darle el último adiós. Las imágenes fueron enviadas al diario La Gaceta.


El pasado 24 de diciembre, un técnico de la empresa CCC denunció que fue asaltado cuando se encontraba trabajando en Anselmo Rojo al 100. Con la descripción de la víctima, dos motoristas del 911 identificaron a Reyes Pérez y lo persiguieron hasta llegar a un asentamiento situado a pocas cuadras del lugar del robo. Allí le impartieron la voz de alto pero el joven habría sacado un arma y les habría apuntado a los motoristas.


De acuerdo con la versión policial, uno de los uniformados sacó una escopeta y apuntó a los pies de Pérez Reyes; en ese momento se le abalanzó una mujer que buscaba proteger al joven, ambos forcejearon y salió un disparo de manera accidental. La bala de goma impactó en la sien del joven, que cayó al piso.


Siguiendo con esa versión, una multitud rodeó a los uniformados y comenzó a lanzarles palos, piedras y cascotes, golpeando a uno de los policías en la cabeza. Minutos después llegó una camioneta de la fuerza, en la que cargaron al herido y lo llevaron al hospital Padilla, lugar en el que falleció en las últimas horas.


(lagaceta.com)





Recomienda esta nota: