29/01/2017

Tucumán

El comisario Romano rompió el silencio: "¡No soy un asesino!"

El único detenido por la muerte de los agricultores en Tafí del Valle aseguró ser inocente y tildó de “delincuentes” a los hombres que participaron del presunto enfrentamiento con la Policía.

El comisario Dardo Romano, único detenido por el confuso episodio registrado en Tafí del Valle en el que perdieron la vida dos agricultores, difundió una carta donde asegura ser inocente y tilda de “delincuentes” a los agricultores y a algunos de sus allegados. 


“La Justicia me detuvo sólo por ser un funcionario policial, no por las pruebas que existen en la causa. País generoso... en donde una banda de delincuentes golpea policías, les roban sus armas y atentan contra sus vidas y son víctimas. No encuentro palabras para expresar lo que siento ¡No soy un asesino!”, se puede leer en la carta que difundió su esposa, Fátima Paliza, citada por La Gaceta.

  

“Hoy me encuentro detenido injustamente y soy difamado todos los días por haber cumplido mi deber de Policía al defender la vida de mis compañeros y la mía propia”, afirma el uniformado en la misiva.


El domingo 15 de enero, Oscar Martín y Orlando Moreno, perdieron la vida en un incidente registrado en la villa turística. Los familiares y defensores de la víctima aseguran que la policía los acribilló por haberse negado a pagar una coima. Desde la fuerza, insisten que se trató de un enfrentamiento.


“Siempre fui aplicado en mi profesión. Me preparé para ser jefe toda mi vida. Y un líder! Siempre cuidé a mi gente, trate de ser lo más justo posible. Tengo un legajo intachable”, se defendió el uniformado señalado como el autor de los disparos fatales.


Y agregó: “No encuentro palabras para expresar lo que siento en estos momentos. Con mi esposa educamos a nuestros hijos en valores de respeto al otro, de honestidad, la unión familiar, la fe en Dios y les enseñamos a confiar en la justicia del hombre. Y ahora tienen que pasar por todo esto. No soy un asesino!”.




Recomienda esta nota: