13/02/2017

Tucumán

Volvieron a Tucumán los hinchas que habían quedado varados en Ecuador luego de ser estafados

Este lunes alrededor de las 7:30 terminó la odisea de más de medio centenar de jóvenes que fueron a presenciar el partido entre Atlético Tucumán y El Nacional de Quito.
Volvieron a Tucumán los hinchas que habían quedado varados en Ecuador luego de ser estafados | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Desde la empresa se comprometieron a devolver el dinero del viaje.

Parece lejano ya el partido en el que Atlético derrotó a El Nacional de Ecuador en Quito, sin embargo recién este lunes, casi una semana después del encuentro, recién pudieron regresar a la provincia un grupo de hinchas que fueron estafados por una agencia de viajes.


Arribaron a la provincia alrededor de las 7:30, aegún contó el papá de uno de los damnificados. “En Trancas lo recibieron policías y lo escoltaron hasta la ciudad”.

 

Raúl Solar es papá de uno de los 58 chicos que desde el viernes estuvieron varados en Quito, y en diálogo con Lv12 confirmó la llegada. Los hinchas habían contratado a la empresa Nueva Generación ubicada en Mendoza al 300 para realizar el viaje.


Temiendo que se trate de una empresa fantasma, que tras el incidente desaparezca, familiares tomaron el local hace cinco días, y hoy después de varios días sin respuestas, Solar contó que el dueño de Nueva Generación reconoció el incumplimiento y se comprometió a devolver el dinero, pero pidió un plazo de 48 horas para ello. “Quieren llegar a un acuerdo ahora con los chicos, tenemos que hablar con los abogados” agregó.


“Tienen que entender que son hinchas, movilizados por la pasión al club” de esta manera Solar justificó la elección de Nueva Generación, muchos de los chicos viajaron con la ilusión de ver la histórica clasificación de Atlético Tucumán, pagando un precio muy caro.


“Cuando llegué a la Terminal ya vi que el micro era semi cama y no como decían, salió uno sólo de los tres que tendrían que haberlo hecho, veían una lista y sorteaban quienes iban, pese a todo no nos importó nos fuimos a ver el partido” contó Maximiliano.


Ofrecían un hotel cerca de la playa, pero lo hospedaron en un alojamiento en una villa donde uno de ellos fue robado. “Dormimos tres en un cama de dos plazas, no teníamos agua tampoco” detalló Maximiliano. Para ir al estadio, los chicos tuvieron que darle dinero a los choferes para el combustible, la empresa luego envió un giro para devolverles y para los gastos de transporte.


El sábado al mediodía tenían que estar en Tucumán, algunos sin ver respuestas de la empresa decidieron sacar el pasaje y viajar, pero otros chicos, contó Maximiliano, habían ido con lo justo. “Algunos vendieron el auto, la moto” detalló.


Ahora la empresa pidió 48 horas para pagar los casi 10 mil pesos que los chicos pagaron por el viaje después que el dueño de la empresa reconociera que no se cumplió con lo contratado.






Recomienda esta nota: