21/02/2017

Tucumán

Una vez más la mortandad de peces genera preocupación en el sur tucumano

En el dique de Escaba volvieron a verse cientos de animales muertos flotando en el Río Marapa. Podría haber cortes de ruta para reclamar por la situación ambiental.
Una vez más la mortandad de peces genera preocupación en el sur tucumano | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Peces muertos en el Río Marapa.

Nuevamente aparece la imagen de los peces muertos en el Río Marapa, al sur de la provincia de Tucumán, y reaparecen las preocupaciones por la contaminación ambiental y del agua destinada al consumo de las personas.

Desde el dique Escaba se advirtió la posibilidad de que el mismo se encuentre en emergencia hídrica, “a juzgar por la gran cantidad de peces muertos que aparecen en la superficie del río Marapa”, afirman. “Que alguna autoridad tome cartas en el asunto, porque toda la zona hace uso del agua supuestamente potable que el dique dispone”.

A través del diario La Gaceta, Guillermo Rodríguez advirtió que la empresa hidroeléctrica de Escaba cerró las compuertas para generación de energía; al no renovarse el agua, hay menos oxígeno, con lo cual se produce la mortandad de peces.

Por su parte, Osvaldo Oviedo, presidente de la Comisión Directiva del grupo “Salvemos el Salí”, contó al portal eltucumano.com, que un grupo de pescadores encontró cientos de peces muertos en una cascada de El Corralito, a 10 kilómetros de Alberdi.

“Yo nací pescador y toda la vida pasó esto, lo que pasa es que recién la gente está tomando conciencia al ver las pruebas de lo que hacen con nuestra naturaleza”, asegura Oviedo.

La cuenca Salí-Dulce es, según el pescador, “la columna vertebral de la provincia: muchos afluentes van a parar allí y muchos de ellos están contaminados. A pesar de que las muestras que hace el gobierno dicen que el agua está oxigenada, la mortandad de peces expone lo opuesto. Durante la época de zafra o de limpieza de máquinas, se contamina el río y los niveles de oxígeno bajan, provocando la muerte de los animales”.

Por último, aseguró que si no se soluciona la situación, se tomarán medidas más drásticas. “Habrá corte de rutas y hay propuestas de sacar esos peces y colocarlos en las casas de los responsables. Queremos que nos presten atención. Solo pedimos que hagan su trabajo”, agrega. También están recopilando pruebas para presentar en la Justicia.







Recomienda esta nota: