06/04/2017

Deportes

Fütbol

Jorge Newbery: un club rebelde con la segunda hinchada más grande de Tucumán

El club de Aguilares cumple 100 años y un grupo de hinchas se mandó a la enorme tarea de rescatar su historia y la memoria de sus grandes glorias.
Jorge Newbery: un club rebelde con la segunda hinchada más grande de Tucumán | El Diario 24 Ampliar (6 fotos)

El club Jorge Newbery de la ciudad de Aguilares cumple 100 años.

“Vos en Tucumán tenés tres hinchadas que son las más grandes, que son San Martín y ahí nomás viene 'Ñuber', después está Atlético, que en cantidad de gente es mayor, pero en la pasión primero están San Martín y Newbery” dice Julio Villafañe, que junto a Victor Díaz y Favio Abregú acaban de pasar por la Legislatura de Tucumán, donde la comisión directiva del club de Aguilares recibió una plaqueta en reconocimiento por sus 100 años.

“Somos hinchas, y socios, pero más hinchas” dicen ellos que cuentan una misma historia a tres voces. “En esta pasión, que para algunos intelectuales parece estúpida, en realidad hay muchas cosas detrás, no es una pasión vana, está presente todo el tiempo” dice Víctor, y así fue para ellos en los últimos meses, en los cuales se avocaron a una profunda investigación para reunir la rica historia de este club del sur tucumano que llega a un siglo de vida.

Favio, Víctor y Julio, junto a la legisladora Mariela Reyes de Fernández recibiendo un reconocimiento.

Ellos hablaron con jugadores de todas las épocas, con campeones, con directivos, técnicos, hinchas, y reunieron un riquísimo archivo del “Aviador” para dar forma al libro que saldrá en junio, y que este sábado tendrá su adelanto cuando se presente la primera revista.


Un club rebelde

La historia del club Jorge Newbery, como la de las grandes instituciones tucumanas, está atravesada por la historia de la provincia, por sus años dorados y oscuros, y por supuesto por el devenir de la industria azucarera.

“Las grandes industrias de aquella época eran los ingenios azucareros, cada ingenio tenía su equipo de fútbol. Había una frase que dice que esos clubes te daban ‘el sueldo y la casa’, y el club Jorge Newbery solamente te daba la camiseta” dice Julio, y agrega Favio “¡y los botines Pelé!” en una síntesis que explica que Ñuber nació a contrapelo de lo que se hacía a principios del siglo pasado.

Por esa lógica afirman que “a Ñuber siempre le ha costado el triple de lo que le podía haber costado a otros clubes”.

“La gente, la familia de Newbery, y hasta los directivos, se caracterizan porque han tenido siempre un acto de rebeldía, permanente, desde la fundación del club. Incluso hoy está ocurriendo un acto de rebeldía en el club, porque la gente puede expresarse y eso los moviliza” cuentan con orgullo.

“A pesar de que era un club que no tenía dinero, los dirigentes tenían una cuestión muy solidaria” cuentan. “La barra hacía bolsillos, rifas para hacer la tribuna, no tenía el respaldo político”. Y recuerdan una anécdota, de las muchas que han rescatado:”Se venía un clásico y Ñuber tenía toda la camisa destruida, le tocaba jugar con Deportivo que tenía todo el poderío económico, y entonces hicieron una colecta, salieron a pedir casa por casa, compraron el material para hacer las casacas, ¡y ese clásico lo termina ganando!



El Rojo, la historia y la política

Preguntandosé sobre cómo fue posible que el club se mantenga vigente por tantos años concluyen que “la cuestión está en el pensamiento masivo y popular, son pocos los clubes de Tucumán y el Noroeste argentino que llegan a un siglo de vida, que se hayan sostenido en el tiempo, y con ese ímpetu y esas ganas de continuar con los valores y los principios que se han postulado desde su nacimiento”.

Aunque Newbery nace en el año 1917, un año después del Centenario de la Independencia, en el año 1939 los dirigentes llegan a un acuerdo con Unión Obrera y forman un único club de la ciudad, el Deportivo Aguilares, sin embargo cuatro años después la comisión originaria de Newbery decide ponerle fin a esa sociedad.

“Se ve impedida y hegemonizada por los poderosos, que eran de la Unión Obrera, conservadores, dueños de los ingenios; y los directivos de Newbery tenían una visión más popular, porque estaban más vinculados al Socialismo y al Radicalismo, por eso deciden separarse y volver al club original, hubo una disputa ideológica-política”. De esta forma el club  “renace” en el año 1944, al desprenderse del que luego sería el clásico rival. Y aunque no se sabe a ciencia cierta el origen del color rojo que identifica al Aviador, se sospecha que puede tener que ver con esta fuerte convicción ideológica de sus fundadores.


“La institución nuestra debe ser la única institución independiente de los factores de poder económico de cada pueblo de cada ciudad".


Dictadura, apogeo , caída y renacimiento

“Hay muchos vericuetos históricos que dan cuenta de un club que ha pasado por muchos obstáculos” resumen y después son contundentes al afirmar que en más de un momento de su historia el club “sufre la persecución”.

La década del 70 fue de gran esplendor futbolístico para Ñuber, cuentan que disputaron una final con Atlético Tucumán en la que el club de Aguilares se impuso por 3 a 2 en la capital, pero no pudo mantener la ventaja en Aguilares. Sin embargo, al año siguiente el gobierno militar toma una serie de decisiones para “perjudicar a los clubes más humildes” al reestructurar el futbol local para formar La Liga Tucumana de Futbol, lo que implicó que Jorge Newbery sea enviado a la segunda categoría, no por motivos deportivos sino porque no contaba con un estadio con tribunas. Al año siguiente Newbery vuelve a la máxima categoría.

En los años 80 el club vivió una etapa de esplendor futbolístico, se clasificó a un torneo del interior ganándole a Atlético un partido memorable, luego de haber quedado segundo en el torneo detrás de San Martín. Por ese entonces la revista El Grafico ubica a la hinchada de Newbery entre las 10 más importantes del país. “A la hinchada de San Martín le llamaba mucho la atención la de Newbery,  porque era una hinchada adelantada a su tiempo, influenciada por las barras de Buenos Aires, con los cánticos y la organización. Porque veníamos con una estirpe ya desde los 60, y eso confluye con esa década en la que Newbery tuvo su esplendor a nivel institucional y deportivo”.


La hinchada de Newbery en la década de 1980.

“En los noventa nos sucede lo que a todos, fue una década nefasta para el país, para el club y para el fútbol tucumano. La oleada neoliberal pegó fuerte, el fútbol tucumano se ve retraído” recuerdan y analizan que la televisación también puso una gran distancia entre los hinchas y los equipos, “antes tu ídolo era el jugador de Ñuber, era donde vos vivías”.

“Sin embargo Newbery  resistió como pudo para llegar al 2000, y de ahí el renacimiento a nivel deportivo y a nivel social, a partir del 2003 y 2004, como todo”.


El Centenario

“El Centenario ha sido un detonante para que la gente empiece a expresarse con cosas tan hermosas y tan profundas, de personas que a veces no esperabas, que han buscado expresar en palabras esas cosas que a veces sólo se lo expresa un domingo” reflexiona Víctor. ”Por ejemplo a veces ante la pregunta ‘¿Qué es Ñuber para vos?’ los tipos se quebraban, hay frases extraordinarias como que ‘es mi segunda casa, mi primera casa, mi primer amor, es lo más grande’, o gente que dice que no se quiere morir sin ver a Ñuber campeón” rememora Julio que al igual que sus compañeros, forma parte de una generación que no vio consagrarse al equipo.

Afirman que quieren a través del libro “reflejar  la historia social del club” ya que trasciende lo deportivo y lo futbolístico, y destacan por ejemplo que “Newbery ha sido precursor con los bailes de carnaval y el corso de Aguilares”, uno de los más famosos de la provincia.

El trabajo intenta “reflejar nuestras viejas glorias, los campeones de los años 70, los partidos históricos, las grandes visitas que tuvo el club como River Plate, Lanús, San Lorenzo”, y afirman que a futuro “la esperanza son logros deportivos y logros institucionales que es lo que queremos, ese fue el fin de fundar la institución que sea útil a la sociedad, queremos que se vea reflejado eso, que estos 100 años detonen logros mejores, y de permanencia”.


El ex senador Sergio Mansilla, cuando cuidaba el arco de Jorge Newbery.

El almacén de La Felipa, parada obligada antes de los partidos.

Este sábado se presentará la primera revista con testimonios de protagonistas y mucho material interesantísimos tanto para los hinchas de Jorge Newbery como para cualquier amante del fútbol tucumano, ya se proyecta también el lanzamiento de un segundo número y la edición del libro en el mes de junio. ©eldiario24.com




Recomienda esta nota: