15/04/2017

Tucumán

La Nación se comprometió a recuperar la vegetación en el pedemonte para evitar inundaciones

Técnicos compartieron información sobre la situación de los ríos en el sur de Tucumán y acuerdan pautas de trabajo para mitigar la situación.

El Gobierno Nacional se comprometió este sábado a implementar un plan de acción para evitar nuevas inundaciones en el sur de la provincia.

El objetivo de las reuniones de técnicos y funcionarios de la Nación y la provincia con el titular del Plan Belgrano, José Cano, es tener una hoja de ruta en los próximos 90 días y acordar pautas de trabajo para mitigar la situación de la cuenca hídrica en el sur de la provincia y también en Catamarca.

Paralelamente, analizarán las causas por la que se produjo un cambio en la cuenca de los ríos catamarqueños Aligilan, Bañado de Ovanta, Lava y San Francisco que provocaron un aumento del caudal recibido por el curso de agua, que pasa por el sur tucumano y que provocó la destrucción de la ruta 334 entre La Cocha y Taco Ralo. “Los primeros indicios anticipan un fuerte impacto por el desmalezamiento del pedemonte”, señalaron en un comunicado oficial.

Se decidió avanzar en estrategias para resolver la situación de La Madrid con la rectificación del cauce del río Marapa, en un tramo de cinco de kilómetros. “Las acciones proyectadas permitirían controlar que el agua vuelva a entrar al pueblo como en la inundación de hace quince días”, explicaron.

Durante el encuentro, técnicos de Nación y de la provincia, compartieron información disponible sobre la situación de los ríos en el sur de Tucumán. También participaron especialistas de la Facultad de Ciencias Exactas de la UNT y del Ejército Argentino. Entre la documentación disponible se incluye un informe elaborado en 1992, durante la gestión de Ramón Ortega, y otro de la ex Agua y Energía sobre situaciones críticas que había que resolver para evitar el avance de las aguas.

“En el corto plazo hay que trabajar para recuperar las calles y caminos rurales en los pueblos inundados”, explicó José Ricardo Ascárate, coordinador de Infraestructura del Plan Belgrano. Para eso se ha dispuesto de equipos de vialidad provincial con maquinarias de Vialidad Nacional y del Ejército.

“Hay frentes de trabajo en Atahona, Villa Chicligasta, Niogasta, Sud de Lazarte y La Madrid. En el largo plazo debemos plantearnos recuperar la vegetación en el pedemonte y un plan para mantener la limpieza y profundización de los cauces de los ríos y canales, en especial en las zonas pobladas. Esto exige continuidad e inversiones sostenidas”, agregó Ascárate.

La comisión acordó trabajar en forma permanente. Volverá a reunirse este jueves en la Dirección Provincial de Vialidad. Serán citados técnicos de Obras Públicas de la Provincia y técnicos de la Subsecretaría de Obras Hídricas de la Nación.

Del primer encuentro participaron Cano, Ascárate y Daniel Spagnolo del Plan Belgrano; Raúl Natella, de la Unidad Ejecutora Provincial; Pedro Madrid, Vialidad Provincial y Evaristo Lombana, Vialidad Nacional; los coroneles Ferrari y Lends por el Ejército Argentino; y los ingenieros Claudio Bravo y Eduardo Martell, de la UNT.




Recomienda esta nota: