25/04/2017

Tucumán

El Cambio

Plan Belgrano: sin obras y con una fuerte denuncia de corrupción

“Fueron tres ladrones a Corea a robarles a los coreanos; el problema es que dos de ellos son coordinadores del Plan Belgrano” afirman en un informe difundido a nivel nacional. Video.

Cambiemos ya superó los 500 días en el poder nacional, y hasta el momento el Plan Belgrano, principal pilar de la campaña del ahora presidente Mauricio Macri, brilla por su ausencia en el Norte, donde el barro y las aguas de las inundaciones ocupan el lugar donde se prometía que habría obras.

El Plan Belgrano quedó en manos del tucumano José Cano, quien perdió las elecciones locales ante Juan Manzur, ocasión en la cual denunció fraude e irregularidades que fueron tomadas por los principales medios hegemónicos nacionales, generando un clima de duda y desestabilidad que terminó inclinando la balanza a favor de la alianza de Cambiemos en las elecciones presidenciales.

Las denuncias realizadas con poco eco desde Tucumán, llegaron finalmente a los medios nacionales a través de un informe emitido el fin de semana por C5N, en el programa ADN Periodismo Federal. Los periodistas Tomás Méndez y Miguel Ponce de León se hicieron eco de una publicación local referida a graves irregularidades en la repartición a cargo de Cano.

“Fueron tres ladrones a Corea a robarles a los coreanos; el problema es que dos de ellos son coordinadores del Plan Belgrano”, indicaron los periodistas en alusión a este caso. Según el informe, el funcionario del PAMI, Alberto Darnay, el dirigente radical Osvaldo Barreñada y el empresario Octavio Accardi “habrían solicitado coimas por una operación que no se habría realizado”. “Se hizo supuestamente una compra de 315 millones de dólares, y habrían pedido el 10% de coimas”, indicaron los conductores de ADN, citando un alerta de la Embajada de Corea al Gobierno nacional. Advirtieron además que hubo un sumario ordenado por el ex titular del PAMI, Carlos Regazzoni, en el que se consignaron las presuntas irregularidades a las que se calificó como “hechos gravísimos”.

Desde el entorno del radical Cano declinaron de efectuar declaraciones respecto al informe del programa ADN y trataron de restarle trascendencia a la denuncia por presuntas coimas. “Es una operación”, advirtió una fuente del Plan Belgrano, que adjudicó a la interna de la UCR la “nacionalización” del caso.

 

Los hechos

 

Según reveló el Diario El Cuarto Poder, las auspiciosas negociaciones de una comitiva argentina integrada por el peronista disidente Alberto Darnay, el radical Osvaldo Barreñada, quien supo competir en las internas PASO del Acuerdo Cívico y Social de 2011 con el propio Cano, y el empresario Octavio Accardi con los representantes de la filial coreana de la empresa ESSCOM Japan Co. Ltd., especializada en tecnología relacionada al ahorro energético y con asiento en Tokyo, Japón, habrían desembocado no en la promesa de inversiones para el país sino en un escándalo interno que empeora la situación del ex candidato a gobernador del ApB en el Gabinete Nacional.

Según indica ese portal, el vínculo había comenzado a afianzarse al punto de que los mencionados funcionarios viajaron al exterior en donde fueron agasajados, premiados y festejados por los potenciales inversores. Esa amabilidad habría tenido su correspondencia en la firma de un acuerdo comercial con los asiáticos, representados por el CEO, llamado curiosamente Kanno Atsuko.

El punto problemático empero radicó en que dicho acuerdo comercial no tenía validez sin la confirmación del Gobierno argentino, por lo que los inversores esperaron un tiempo prudencial hasta que se dieron cuenta de que el acuerdo carecía de valor. Esa desconfianza se habría potenciado por la inquietud que despertó la publicación del acuerdo en internet, en especial en medios asiáticos y latinoamericanos, a la que habrían puesto reparo los funcionarios argentinos.

 

Mirá en la cabecera de esta nota el informe de C5N.

 

 

 

 




Recomienda esta nota: