26/04/2017

Tucumán

La provincia necesita $835 millones para reparar los daños en el sur

Si bien el gobierno provincial solicitó $600 millones a la Nación, un documento revela que reparar los destrozos que causaron las abundantes precipitaciones requerirá más fondos.
La provincia necesita $835 millones para reparar los daños en el sur | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Inundaciones en La Madrid.

El reiterado pedido de $600 millones a la Nación por parte del gobernador Juan Luis Manzur quedó plasmado en un documento fechado el 10 de abril pasado. Desde entonces, la disputa por la distribución de fondos por parte del Ejecutivo para las doce provincias que sufrieron las inclemencias climáticas es un tema que a diario llega a los medios locales.

Sin embargo, un informe entregado por el Poder Ejecutivo provincial al Ministerio del Interior de la Nación, estimó que la inversión inicial para superar los daños producidos por las inundaciones en el sur de Tucumán es de $ 835 millones. Por lo tanto, los $ 600 millones solicitados a la Nación son apenas una parte del dinero que necesita la Provincia.

El informe elaborado por la Casa de Gobierno en los días posteriores a las inundaciones fue elevado por el el ministro de Economía, Eduardo Samuel Garvich y en se contempla el pedido de ayuda financiera al secretario de Provincias de la Nación, Alejandro Caldarelli, informó La Gaceta.

A modo de presentación, los técnicos del gobierno de Manzur describieron lo sucedido entre marzo y los primeros días de abril: “El primer episodio crítico tuvo lugar el 27 de marzo y que afectó a la comuna de El Sacrificio, en La Cocha”. Allí, según el informe, se registraron lluvias de más de 300 milímetros en cinco horas, cuando el máximo histórico mensual registrado para la época y la zona era de 160 milímetros.

“Dicho evento, en una superficie pequeña, causó graves daños y anegamientos de las poblaciones rurales dispersas y un aumento del caudal de los ríos San Ignacio y Marapa”, completa el informe. El segundo episodio se produjo el 1 de abril, a raíz de lluvias intensas en Catamarca (en la cuenca del río Singuil). A raíz de esto, se produjo un aumento desproporcionado del aporte al dique Escaba.

El dato que mayor impacto causa es que esta presa volcó 700 metros cúbicos por segundo al Marapa, cuando el límite para la evacuación de La Madrid es de 250 metros cúbicos por segundo. Además de los dos metros de agua que cubrieron esta localidad, se inundó un 30% de la ciudad de Graneros.

“Estas mismas lluvias que se registraron en Catamarca aumentaron el cauce de los ríos Chico, Medina y Gastona, cuyos desbordes produjeron situaciones de menor gravedad sobre poblaciones de Monteagudo, Villa Chicligasta, Palomino, Los Gómez y Los Pérez, entre otras”, afirma el escrito el documento publicado en La Gaceta.

Hacia el final del documento se detallan las rutas y cantidad de kilómetros dañados, así como las viviendas, escuelas y cultivos que se vieron afectados por el agua. Y se informa que hubo 12.000 damnificados directos (1.200 evacuados en centros escolares, 800 a la vera de las rutas y 4.000 autoevacuados en casas de familiares de otras localidades).

Con estos datos sobre el papel, el gobierno de Juan Manzur solicita los $600 millones a la Nación para hacerse de los $235 millones restantes.



Recomienda esta nota: