30/05/2017

Tucumán

Fútbol

Lavallén denunció que recibió amenazas ante los rumores de incentivación

Atlético será clave en la definición del torneo, con River de un lado y Boca del otro, y una vez más salió a la superficie lo peor del fútbol.
Lavallén denunció que recibió amenazas ante los rumores de incentivación | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Pablo Lavallén, DT de Atlético Tucumán.

El ex futbolista y campeón del mundo en 1986 Oscar Ruggeri abrió una gran cantidad de dudas y suspicacias al declarar que seguramente Boca iba a enviar un incentivo a Tucumán destinado al plantel de Atlético que enfrentará este miércoles a River, su inmediato perseguidor en el torneo.

Pablo Lavallén, entrenador del decano, reafirma su deseo de ganarle al “Millonario” de Marcelo Gallardo, pero revela una realidad que asusta al hacer referencia al tema que destapó Ruggeri.

“Se hizo común hablar de eso y ensuciar gente. Estamos acostumbrados”, lo dice como hombre del paño que es. Como hombre del fútbol.

“Lamentablemente vivimos en una sociedad enferma. A mí me han llegado a mandar mensajes diciéndome que saben dónde vive mi familia, o a qué escuela van mis hijos. Lógicamente, como acto de cobardía me dicen eso (para amedrentarlo). Después borran los mensajes. Lamentablemente, las redes sociales tienen eso”, revela el DT.

“Ha pasado eso en estos días, como atribuyendo de que nosotros vamos a darle una mano a Boca”, agrega. "Esto es parte de la locura que tiene la sociedad en la cual vivimos. Y nosotros sabemos lo que tenemos que hacer. Somos trabajadores y tenemos que defender los colores del club que nos da la posibilidad de trabajar. Intentaremos hacer un gran partido, aunque seguramente a su alrededor habrá mucha estupidez dando vueltas”.

Lavallén es claro y honesto. Pase lo que pase mañana por la noche, como se trata de un duelo definitorio, Atlético quedará en el ojo de la tormenta. Para bien o para mal.

Lavallén entiende este juego macabro de amenazas, por eso no avanzó en hacer una denuncia. “No la hice porque los mensajes son totalmente anónimos. Nadie da nombre ni apellido. Solo es una cuestión de amenazar desde un lugar donde nadie pueda encontrar al otro. Conozco como es el medio y tampoco quiero ensuciar a nadie. Son dos o tres tontos lo que hacen esto”, reduce el margen de locura que rodea al fútbol argentino el entrenador “Decano”, aunque menciona: “es muy triste todo eso. Por cosas así, los mejores entrenadores y jugadores de Argentina se van. Por esta locura de la sociedad que muchas veces hace que algo tan simple como un partido de fútbol sea algo de vida o muerte. Y lamentablemente, siempre hay algún tonto que está un poco desequilibrado y toma algo en sus manos y hace una locura”, indica con mesura.

 

 





Recomienda esta nota: