14/07/2017

Tucumán

Cierra "Pal Pueblo", y Tucumán pierde otro punto de cultura y encuentros

El bar dejó de estar a la venta, para anunciar tristemente que en las próximas semanas cerrará sus puertas.
Ampliar (1 fotos)

Cierra el bar Pal Pueblo.

En barrio Sur, en la calle Alberdi primera cuadra, una famosa fonda cultural y popular sucumbió ante la crisis económica que vive el país. Se trata del bar Pal pueblo que dejó de estar a la venta, para anunciar tristemente que en las próximas semanas cerrará sus puertas.

“Veremos hasta dónde podemos llegar, quisiéramos que alguien siga con el bar principalmente por la gente que trabaja. Son muchos estudiantes a los que les sirve la plata que ganan ahí, pero para nosotros es muy difícil mantener el negocio: entre las cargas sociales, los impuestos, los servicios que se fueron por las nubes... De todos lados te quieren sacar plata y no hay forma de sostenerlo”, enumeró Agustín Cuezzo días atrás cuando se anunciaba que Casa Managua dejaba de existir. Ahora la suerte se corrió hacia calle Alberdi.

Y si bien en Palpueblo no se hacían espectáculos como en Managua, sí se montaban muestras o había algún tipo de actividad cultural, dejando ahora a la noche tucumana sin otro espacio para los representantes de su arte.

"Bueno amigos, llegamos hasta donde pudimos... este es el último mes de Pal Pueblo, fue demasiado bueno para ser real. Los invitamos a despedirse del lugar en el que nos encontramos, entre colores, sabores y música, hace más de siete años. También hay algo de ustedes que se queda aquí..."

Estas fueron las palabras elegidas para anunciar el cierre, acompañadas por la letra de una canción de Sebastian Monk que aquí se comparte:

 

Cuando algo se termina hay que decir adiós

Puede que cambie el pulso y se corte la voz

Que nadie quiere irse ni puede olvidar

Lo que vivimos juntos en este lugar

(...)

Y un poquito más,

el tiempo de este tiempo juntos va quedando atrás

todo es tan así,

también hay algo de nosotros que se queda aquí

Y la energía insistes dando otra señal,

si estamos algo tristes creemos que es normal,

fue demasiado bueno para ser real

(...)



Recomienda esta nota: