12/08/2017

Tucumán

Caso Ornella Dottori: tres de los cuatro sospechosos quedaron en libertad

Tras conocer los resultados de las pericias del ADN hallado en el cuerpo, solo quedaron detenidos Gustavo “Perrito” Carretero, principal acusado del femicidio, y Erica Figueroa, apresada por falso testimonio.
Ampliar (1 fotos)

Ornella Dottori.

Liberaron a tres de los cuatro detenidos por el crimen de la joven Ornella Dottori
Sus defensores habían pedido la medida luego de las pericias al ADN hallado en el cuerpo.
Hace 5 Min 19
1
 
tribunales | concepción============01 TIT 36 (11675047)============Liberaron a tres de los cuatro detenidos por el crimen de la joven Ornella Dottori============04 BAJ (11675046)============Sus defensores habían pedido la medida luego de las pericias al ADN hallado en el cuerpo============02 TEX (11675044)============La  Justicia de Concepción ordenó la liberación de tres de los implicados en el asesinato de Ornella Dottori (16), ocurrido en abril pasado en Juan Bautista Alberdi. La medida, instrumentada por el juez de Instrucción Raúl Fermoselle, favoreció a Damián “Pomelo” Fernández y a otros dos jóvenes conocidos como “Cabera” y “Bomba”. En torno al crimen, continúan detenidos  Gustavo “Perrito” Carretero, principal acusado del homicidio, y Erica Figueroa, apresada por falso testimonio. Fue ella quien involucró en el crimen a los liberados, al asegurar ante la Policía  que los había visto participar en el hecho. Sin embargo las pericias practicadas en muestras de ADN tomadas del cuerpo de la víctima no resultaron compatibles con el patrón genético de los acusados. En cambio, el material genético sí resultó coincidente con el de “Perrito”. Con estas pruebas, se afianzó la hipótesis que postulaba que es el principal sospechoso en la violación y muerte de la adolescente. Carretero, que permaneció prófugo  casi un mes, asomó como el principal acusado al aparecer en una filmación, registrada por una cámara de seguridad privada, caminando acompañado de Ornella durante la tarde en que se desencadenó el crimen.La libertad de “Pomelo”, “Bomba” y “Cabera” fue requerida por sus abogados defensores, al considerar que no existía ningún elemento concreto que los involucrara en el caso, salvo la declaración de Figueroa. Las palabras de la mujer habrían quedado desvirtuadas con las pericias y algunas contradicciones en las que habría incurrido. por estos motivos, el fiscal Miguel Varela, quien interviene en la causa, solicitó su detención. La mujer se mantuvo prófuga varias semanas hasta que decidió presentarse ante la justicia. Quedó de inmediato detenida. La palabra de “Pomelo”“Mi mujer perdió un embarazo, (gasté) plata en abogado, y estar nombrado como violador y asesino, fue demasiado. Tuve que pagar algo en lo que no tengo nada que ver. Yo estuve en la cárcel a los 18 años, por droga y robo; mis antecedentes me condenaban, pero si quieren Justicia, que sea algo real, no que te metan preso por postración de rostro y apodo”, dijo “Pomelo” Fernández”, al programa Bajo la Lupa.Además, dijo que no conoce a los otros detenidos y que jamás le haría algo así a una mujer: “Antes sabia que me había equivocado, en su momento me hice cargo de la condena, pero ser juzgado como violador y asesino fue tremendo, porque jamas le haría algo así a una mujer y soy inocente. Hace cuatro años que no caigo ni por una contravención. Estaba harto de caer preso”.
La  Justicia de Concepción ordenó la liberación de tres de los implicados en el asesinato de Ornella Dottori (16), ocurrido en abril pasado en Juan Bautista Alberdi. La medida, instrumentada por el juez de Instrucción Raúl Fermoselle, favoreció a Damián “Pomelo” Fernández y a otros dos jóvenes conocidos como “Cabera” y “Bomba”. 
En torno al crimen, continúan detenidos  Gustavo “Perrito” Carretero, principal acusado del homicidio, y Erica Figueroa, apresada por falso testimonio. Fue ella quien involucró en el crimen a los liberados, al asegurar ante la Policía  que los había visto participar en el hecho. Sin embargo las pericias practicadas en muestras de ADN tomadas del cuerpo de la víctima no resultaron compatibles con el patrón genético de los acusados. 
En cambio, el material genético sí resultó coincidente con el de “Perrito”. Con estas pruebas, se afianzó la hipótesis que postulaba que es el principal sospechoso en la violación y muerte de la adolescente. Carretero, que permaneció prófugo  casi un mes, asomó como el principal acusado al aparecer en una filmación, registrada por una cámara de seguridad privada, caminando acompañado de Ornella durante la tarde en que se desencadenó el crimen.
La libertad de “Pomelo”, “Bomba” y “Cabera” fue requerida por sus abogados defensores, al considerar que no existía ningún elemento concreto que los involucrara en el caso, salvo la declaración de Figueroa. Las palabras de la mujer habrían quedado desvirtuadas con las pericias y algunas contradicciones en las que habría incurrido. por estos motivos, el fiscal Miguel Varela, quien interviene en la causa, solicitó su detención. La mujer se mantuvo prófuga varias semanas hasta que decidió presentarse ante la justicia. Quedó de inmediato detenida. 
La palabra de “Pomelo”
“Mi mujer perdió un embarazo, (gasté) plata en abogado, y estar nombrado como violador y asesino, fue demasiado. Tuve que pagar algo en lo que no tengo nada que ver. Yo estuve en la cárcel a los 18 años, por droga y robo; mis antecedentes me condenaban, pero si quieren Justicia, que sea algo real, no que te metan preso por postración de rostro y apodo”, dijo “Pomelo” Fernández”, al programa Bajo la Lupa.
Además, dijo que no conoce a los otros detenidos y que jamás le haría algo así a una mujer: “Antes sabia que me había equivocado, en su momento me hice cargo de la condena, pero ser juzgado como violador y asesino fue tremendo, porque jamas le haría algo así a una mujer y soy inocente. Hace cuatro años que no caigo ni por una contravención. Estaba harto de caer preso”.

La Justicia de Concepción ordenó esta semana la liberación de tres de los implicados en el crimen de Ornella Dottori, la adolescente de 16 años violeda y asesinada en abril pasado en Juan Bautista Alberdi.

Tras conocerse los resultados de las pericias del ADN hallado en el cuerpo de la joven, se dictó la medida, instrumentada por el juez de Instrucción Raúl Fermoselle, que favoreció a Damián “Pomelo” Fernández y a otros dos jóvenes conocidos como “Cabera” y “Bomba”.

En torno al crimen, continúan detenidos  Gustavo “Perrito” Carretero, principal acusado del femicidio, y Erica Figueroa, apresada por falso testimonio.

Figueroa fue quien involucró en el crimen a los tres sujetos ahora liberados, al asegurar ante la Policía que los había visto participar en el hecho. Sin embargo las pericias practicadas en muestras de ADN tomadas del cuerpo de la víctima no resultaron compatibles con el patrón genético de los acusados. 

En cambio, el material genético sí resultó coincidente con el de “Perrito”. Con estas pruebas, se afianzó la hipótesis que postulaba que es el principal sospechoso en la violación y muerte de la adolescente.

Carretero, que permaneció prófugo casi un mes, asomó como el principal acusado al aparecer en una filmación, registrada por una cámara de seguridad privada, caminando acompañado de Ornella durante la tarde en que se desencadenó el crimen.

La libertad de “Pomelo”, “Bomba” y “Cabera” fue requerida por sus abogados defensores, al considerar que no existía ningún elemento concreto que los involucrara en el caso, salvo la declaración de Figueroa. Las palabras de la mujer habrían quedado desvirtuadas con las pericias y algunas contradicciones en las que habría incurrido.

Por estos motivos, el fiscal Miguel Varela, quien interviene en la causa, solicitó su detención. La mujer se mantuvo prófuga varias semanas hasta que decidió presentarse ante la justicia. Quedó de inmediato detenida.

El muchacho conocido como “Pomelo”, que fue el primero en ser apuntado como sospechoso del atroz crimen, pidió que "si quieren Justicia, que sea algo real, no que te metan preso por postración de rostro y apodo”.

Mi mujer perdió un embarazo, gasté plata en abogado, y estar nombrado como violador y asesino, fue demasiado. Tuve que pagar algo en lo que no tengo nada que ver. Yo estuve en la cárcel a los 18 años, por droga y robo; mis antecedentes me condenaban, pero si quieren Justicia, que sea algo real, no que te metan preso por postración de rostro y apodo”, dijo Fernández, al programa Bajo la Lupa.

Además, dijo que no conoce a los otros detenidos y que jamás le haría algo así a una mujer: “Antes sabia que me había equivocado, en su momento me hice cargo de la condena, pero ser juzgado como violador y asesino fue tremendo, porque jamas le haría algo así a una mujer y soy inocente. Hace cuatro años que no caigo ni por una contravención. Estaba harto de caer preso”.


Recomienda esta nota: