12/10/2017

Tucumán

Fútbol

La máxima gloria de San Martín se va del club porque le quisieron cobrar una pelota

Jacinto Eusebio Roldán dirigía la reserva del Santo pero desde la dirigencia quisieron descontarle un balón que se perdió. Roly defendió los colores del Ciruja y también de la Selección.
Ampliar (1 fotos)

Jacinto Roldán, ídolo de San Martín, presentó su renuncia al club por un desacuerdo con la dirigencia.

El club San Martín de Tucumán tiene un escándalo en puerta, debido a que presentó su renuncia una gloria del club, Jacinto Eusebio Roldán, quien hasta hoy se desempeñaba como entrenador de la reserva.

Según trascendió, los motivos de la renuncia responden a que desde la dirigencia, el coordinador Marcelo Soberón, quiso descontarle del sueldo el valor de una pelota que se perdió durante un entrenamiento.

Con la historia que lo respalda, Roly decidió presentar su renuncia ante semejante irrespeto, sin duda los hinchas que hace poco lo eligieron como el máximo ídolo de la historia Ciruja harán saber su descontento.

Roldán, que no tiene filiación con el ex DT del Santo que logró el último ascenso a Primera, empezó a jugar al fútbol a los 7 años, más allá de los deseos de su padre que quería que se convirtiera en boxeador. A los 13 llegó a San Martín, club en el que se consolidó y a los 15 debutó en primera en un partido con Central Córdoba.

"Me salió la oportunidad de jugar en Atlético, pero con todo el respeto que se merece, la verdad no quise ir por amor a la camiseta", confesó Jacinto en el progrma A las 7.

En su momento Roldán incluso estuvo considerado para la Selección argentina mayor. “Cada vez que recuerdo esto me pone mal. Fue en el 81, cuando estaban armando el equipo para el Mundial del 82 y César Luis Menotti me tenía muy bien conceptuado. Pero una lesión en la rodilla me impidió practicar cuando me citaron. Estaba tan ilusionado de jugar a ese nivel que me costó superar ese trance tan amargo”, comentó.

 

 


Recomienda esta nota: