14/11/2017

Tucumán

Coca Cola hace lobby con el gobernador para lograr que la suba de impuestos no impacte

Desde la Cámara de Bebidas Sin Alcohol (Cadibsa) están muy preocupados por la reforma impositiva que impulsa el Gobierno Nacional
Ampliar (1 fotos)

Coca cola se encuentra presionando para obtener un beneficio sobre la reforma impositiva.

La idea casi que la motivó el propio Gobierno Nacional cuando les aclaró que, por cuestiones de salud pública, las bebidas azucaradas no tendrán una baja considerable en el marco del Proyecto de Reforma Impositiva.

Con esta información, desde la Cámara de Bebidas Sin Alcohol (Cadibsa), en la cual Coca Cola es líder, idearon un plan de influencia calcado del lobby mendocino. Hablaron por teléfono con el gobernador de Tucumán, Juan Manzur, para tener una reunión hoy y operar en conjunto para hacer llegar el mensaje a Nación.

Es que nuestra provincia es la más afectada por el impuesto del 17% que se pretende cobrar a las bebidas. Eso supondrá una baja en las compras de azúcar de las embotelladoras de aguas y gaseosas a los ingenios, que ya tienen un problema previo: el decreto oficial que le bajó radicalmente el precio al bioetanol que le venden las azucareras como Ledesma a las petroleras que elaboran el combustible.

En Coca Cola están que trinan, y el grito llegó a la política rápido. Manzur también fomenta el encuentro, dado que los cañeros son parte central de la economía provincial, y el impuestazo para el sector es una catástrofe que incluso ya la avisó el propio Eduardo Nogues, directivo de Ledesma y la UIA, en el encuentro que mantuvieron esta semana con Nicolás Dujovne, ministro de Economía, y Francisco Cabrera, de la Producción.

El hecho saliente que detonó el juego de pinzas a la mendocina (Estado más privados de la industria), fue el resultado de la reunión que mantuvieron los empresarios de bebidas con el secretario de Política Económica, Sebastián Galiani. El funcionario, mano derecha de Dujovne, arribó con un informe de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en el que se especifica el daño en la salud que genera el consumo de azúcares en exceso, siendo que las bebidas gaseosas y jugos tienen alto contenido de este producto. En este contexto, aceptó tomarse un tiempo para discutir una baja, que podría llegar al 12%, 5 puntos menos que la propuesta original. El antecedente del vino cero transformó a este tipo de ofertas en insuficientes para los rubros que aún pelean. Los empresarios se fueron sin nada.


Recomienda esta nota: