31/12/2017

Tucumán

Solicitan ayuda de un experto para esclarecer lo ocurrido a la doctora que cayó del parapente

Los investigadores consideran que se trata de un caso de características inusuales por lo que solicitaron el secuestro de los elementos de seguridad del equipo de vuelo.
La Justicia buscará un experto para que analice el accidente del parapente
La fiscal ordenó el secuestro de los equipos de vuelo, en particular de los elementos de seguridad, para intentar establecer si se produjo algún tipo de falla en ese mecanismo.
Hace 18 Hs 5 70
1
 
TRAGEDIA EN LOMA BOLA. LA GACETA/ DIEGO ARÁOZ
Las causas por las que Natalia Vargas cayó al vació desde más de 120 metros, cuando volaba en el cerro San Javier, como pasajera en un parapente, dirigido por un instructor, son el eje de la investigación a cargo de la fiscala Mariana Rivadeneira. Los investigadores consideran que se trata de un caso de características inusuales y esperan que las pericias arrojen luz sobre las circunstancias en la que se produjo la trágica muerte de la joven de 28 años, el viernes por la tarde.
En ese sentido, las fuentes judiciales consultadas informaron que Rivadeneira solicitó el secuestro de los equipos de vuelo, en particular de los elementos de seguridad, como los arneses, para intentar establecer si se produjo algún tipo de falla en ese mecanismo. Para examinarlos, buscaría la colaboración de algún experto en la materia. En principio, se inclinaría por un profesional que sea ajeno al ambiente del parapentismo local.
"Ella ya había volado en parapente antes", dijo una amiga de la pasajera que cayó desde 120 metros de altura
“Estamos ante un hecho de características inéditas. La fiscala debe contar con los informes periciales. Fue un buen trabajo de la fiscalía. Les avisaron a las 20 y fueron en persona a supervisar las tareas policiales”, señaló un vocero judicial.
Según pudo establecer este medio, el instructor Ariel Salazar no declaró formalmente, porque aún no hay ninguna imputación en su contra. Sí se le informó que quedará a disposición de la justicia para ser citado para declarar en torno al caso. Con esa finalidad, además, se realizó una constatación de su domicilio.
Mientras tanto, los policías continuaron ayer recorriendo la zona donde cayó la joven médica, oriunda de Concepción y que residía en Alemania desde hace tres años, donde realizaba una especialización. Uno de los objetos de mayor interés para la causa y que al cierre de esta edición no habían encontrado, es una cámara GoPro que Vargas habría tenido en su poder durante el vuelo. Los pesquisas no descartan que en esas imágenes haya elementos de valor para la causa.
Parapente: los chequeos previos y las medidas de seguridad con la presencia de un instructor
Los investigadores ya tiene en sus manos otros objetos que serán analizados: uno es el teléfono celular de la muchacha (lo dejó en tierra antes de saltar) y un video que habría aportado el instructor que acompañaba a la joven cuando ocurrió la tragedia.
Salazar es considerado en el ambiente del vuelo libre como un piloto de mucha experiencia, al punto de que es uno de los pioneros en Tucumán y había iniciado su carrera en el aladeltismo.
Sin vuelos
Ayer, las pistas de despegue del cerro San Javier estuvieron cerradas por duelo. Lo decidió la comunidad que practica ese deporte por respeto a la familia de la joven fallecida. Tampoco en los próximos días habrá actividad, indicaron las fuentes consultadas por LA GACETA.
El vuelo libre, como deporte, se practica en Tucumán desde mediados de los años ’70, cuando el aladeltismo comenzó a imponerse. En los ’90, el parapente empezó a ganar cada vez más aficionados en la provincia y su crecimiento con los años fue tal que Tucumán se convirtió en uno de los mejores lugares de Latinoamérica para su práctica, según los expertos.
“No es un deporte regulado y por lo tanto no hay controles de ninguna institución oficial. Sí estamos federados en la Federación Argentina de Vuelo Libre, que es miembro de la Federación Aérea Internacional. Pero no todos estamos regulados. Hay una mayoría que sí; y otros, que no”, explicó a este medio el parapentista Osvaldo Acosta.
Cremaron los restos de Natalia Vargas, la joven que murió tras caer del parapente en Loma Bola
El experto aclaró que: “La Federación sí tiene sus regulaciones y exámenes, donde vas avanzando desde una licencia básica, luego a una intermedia y después, una avanzada. Para obtener las licencias se rinden exámenes, se cumplen normas y se las renueva anualmente, no es algo improvisado”.
Según los expertos consultados, este es el cuarto accidente fatal en la historia del vuelo libre en la provincia. Dos de esos casos datarían de los ’90, pero tuvieron a aladeltistas como protagonistas. Si bien hace unos diez años falleció en Tucumán un alumno de parapente de una escuela santafesina que había venido con su propio instructor, el caso de la joven Vargas sería el primero que tiene como protagonista a un instructor de la provincia.
“Tucumán es un lugar seguro para saltar, lo que sucedió es algo fuera de lo habitual. Creo que fue un hecho aislado, pero habrá que investigarlo. Pudo haber ocurrido un problema con el sistema de seguridad, pero es muy difícil que suceda, incluso los elementos de seguridad son de material de tipo aeronáutico”, precisó Acosta.

El caso de Natalia Vargas, la joven médica que cayó al vacío desde más de 120 metros cuando volaba en parapente sobre el cerro San Javier conmocionó a la provincia.

Los investigadores a cargo de la fiscal Mariana Rivadeneira consideran que se trata de un caso de características inusuales y esperan que las pericias arrojen luz sobre las circunstancias en la que se produjo la trágica muerte de la joven de 28 años, el viernes por la tarde.

Es por ello que la fiscal Rivadeneira solicitó el secuestro de los equipos de vuelo, en particular de los elementos de seguridad, como los arneses, para intentar establecer si se produjo algún tipo de falla en ese mecanismo. Para examinarlos, buscaría la colaboración de algún experto en la materia. En principio, se inclinaría por un profesional que sea ajeno al ambiente del parapentismo local.

El instructor Ariel Salazar no declaró formalmente, porque aún no hay ninguna imputación en su contra. Sí se le informó que quedará a disposición de la justicia para ser citado para declarar en torno al caso. Con esa finalidad, además, se realizó una constatación de su domicilio.

Mientras tanto, los policías continuaron este sábado recorriendo la zona donde cayó la joven médica, oriunda de Concepción y que residía en Alemania desde hace tres años, donde realizaba una especialización.

Uno de los objetos de mayor interés para la causa y que al cierre de esta edición no habían encontrado, es una cámara GoPro que Vargas habría tenido en su poder durante el vuelo. Los pesquisas no descartan que en esas imágenes haya elementos de valor para la causa.

Los investigadores ya tiene en sus manos otros objetos que serán analizados: uno es el teléfono celular de la muchacha (lo dejó en tierra antes de saltar) y un video que habría aportado el instructor que acompañaba a la joven cuando ocurrió la tragedia.

Salazar es considerado en el ambiente del vuelo libre como un piloto de mucha experiencia, al punto de que es uno de los pioneros en Tucumán y había iniciado su carrera en el aladeltismo.

Este sábado, tras la tragedia, las pistas de despegue del cerro San Javier estuvieron cerradas por duelo. Lo decidió la comunidad que practica ese deporte por respeto a la familia de la joven fallecida.

Este es el cuarto accidente fatal en la historia del vuelo libre en la provincia. Dos de esos casos datarían de los ’90, pero tuvieron a aladeltistas como protagonistas. Si bien hace unos diez años falleció en Tucumán un alumno de parapente de una escuela santafesina que había venido con su propio instructor, el caso de la joven Vargas sería el primero que tiene como protagonista a un instructor de la provincia.


Recomienda esta nota: