07/01/2018

Tucumán

Allanaron la casa del parapentista al que se responsabiliza por la muerte de Natalia Vargas

Miembros de la Policía entraron en el domicilio donde estaban la madre y el hermano de Ariel Salazar y secuestraron para su estudio una computadora, celulares, una cámara y pendrives.
Ampliar (1 fotos)

Secuestraron celulares, cámaras y una computadora del piloto que llevó a Natalia Vargas a su vuelo fatal.

El viernes por la noche se realizó el primer allanamiento en la causa que investiga la muerte de Natalia Vargas, la médica de Concepción que cayó al vacío cuando practicaba parapente, al parecer por negligencia del piloto.

Miembros de la División Delitos Contra las Personas y de Delitos Telemáticos de la Policía provincial se presentaron en la vivienda donde residiría Ariel Salazar. La medida había sido ordenada por el juez en lo Penal de Feria, Marcelo Mendilaharzu, tras el requerimiento de la fiscala Carmen Reuter, en el domicilio registrado de manera oficial.

En el momento del operativo de la Policía, en la vivienda se encontraban la madre y el hermano de Salazar. No estaba allí el parapentista involucrado en la causa, según informaron fuentes oficiales. Aunque en el entorno del imputado afirmaron que Salazar reside en ese lugar, en la zona de avenida América al 200.

En ese marco, se procedió al secuestro de una computadora, de cámaras de fotos digitales y especialmente celulares, entre otros artículos, de acuerdo con la información oficial. Luego, estos materiales fueron entregados a la Fiscalía.

En el mismo día, durante la jornada diurna, la fiscala Reuter avanzó en algunas medidas de procedimiento, entre ellas, la declaración de amigos de la joven médica y de varios pilotos.

Los allegados a Natalia habían sido citados de manera oficial y contaron en la Fiscalía lo que vieron el día del hecho, en la pista de Loma Bola, entre otros puntos. La chica de Concepción, quien vivía hace tres años en Alemania, murió el viernes 29 de diciembre al caer de un parapente.

Los parapentistas habían sido convocados formalmente y de forma telefónica, según indicaron fuentes judiciales. Eduardo Deheza, el piloto que Vargas contrató para realizar el viaje en parapente, fue uno de los que se presentaron a declarar.

A su vez, los investigadores recibieron ya el equipo de vuelo de Salazar. La intención es realizar una inspección técnica del equipo de vuelo y de los sistemas de seguridad.

Las mismas fuentes judiciales informaron que hasta ahora no fue hallada la cámara gopro del piloto, uno elemento que la familia y los amigos de la víctima han reclamado desde la tragedia. Sí se secuestraron equipos similares de otros parapentistas que estuvieron en el momento del hecho. (lagaceta.com.ar)

 

 


Recomienda esta nota: