13/01/2018

Tucumán

Walter Monzón, el changarín que rescató a la nena en Concepción, pide por trabajo

Luego de que se viralizara su historia, Monzón obtuvo un celular por primera vez y sólo espera que la gente lo llame para cortar el pasto en Concepción y alrededores. Su número es (03865) 15334695.

La prensa se contactó con Walter Monzón, el hombre de 32 años que se arrojó al río Gastona para salvar la vida de una nena que se había caído.

"¿Diga?", contesta Walter, luego explica: "Mi hijo me está enseñando. Más que nada me importa saber atender las llamadas y el WhatsApp".

Monzón, que nació en Chaco y llegó a Tucumán a los 7 años, cuenta: "El teléfono no para de sonarme desde ayer a la tarde. Estuve tapado de trabajo gracias a Dios. No entendía nada hasta que a la noche mi hijo me explicó todas las cosas que decía la gente sobre mi ayuda a la criatura. Ponga que todo es gracias al cordobés", le solicita a la prensa.

El cordobés es Natalio Danzo, el transportista que paró su camioneta cuando vio a Walter saltar desde el puente para rescatar a la pequeña, publicó su historia en Facebook, y le consiguió un celular a través de Ariel Ezcurra para que llamen a Walter por changas.

"Pensé que se quería matar", reconoció Denza en el acto, cuando Walter saltó. "No, señor. Nada más alejado que eso. Dios me puso ahí para que ayudara a la niña", le cuenta Monzón a eltucumano.com. "Caí sobre una parte pampita, ahí me golpeé la rodilla, que la tengo mal: me rompí los ligamentos y tengo un quiste. Pero no me puedo operar, vale como dos mil pesos una resonancia. Es plata".

Walter relata, además, que hoy comenzó temprano a trabajar: fue a la casa de un enfermero que lo llamó para cortar el pasto, pero también recibió atención médica. El enfermero le dio dexametasona para su rodilla. "Hoy arranqué a las 7 sin dolor. Por suerte este viernes estoy tapado de trabajo y quiero aprovechar porque mañana cumple años Antonella, mi nena de 8 años. Le voy a hacer unas pizzas caseras, me doy maña en la cocina".

Walter es padre de tres hijos: Walter Alejandro (12), Antonella (8) y Chiara (3). "Cuando la vi caer a la nena al río, pensé en mi Antonella. Le faltaban unas tablas al puente. Me querían robar la bordeadora cuando me tiré. Pero eso es tema de los grandes. Los chicos son inocentes, no tienen nada que ver".

La historia de Monzón trascendió las fronteras: personas de otras provincias se comunican para ofrecerle ayuda, Natalio le consiguió el celular (anoten: el número es 03865-15334695), también le donaron ropa, pero lo que pide Walter es trabajo. "Cobro 200 pesos por un terreno de 30 x 90. O lo que la gente pueda, le hago precio porque lo más importante es conseguir el trabajo. Antes tenía un carro para trasladarme, pero me lo robaron. Me gustaría una bici, pero no me quejo. Si ayer no andaba a pie, en una de esas me pasaba de largo y no veía a la chiquita".


Recomienda esta nota: