28/02/2018

Tucumán

Un testimonio con detalles inéditos abre una nueva línea de investigación en el Juicio Lebbos

La testigo Magdalena Karina Cruz había mantenido llamadas con las hermanas Mercado y amigos de éstas y otras personas implicadas.

VIDEOS
Rocío_González4Rocío_González4
 
Buscar
Portada
Último momento
Actualidad
Espectáculos
Opinión
Me Gusta
Sociales
Deportes
LGTV
LG Literaria
Videos
Blogs
Servicios
Números de oro
Búsqueda avanzada
SITIOS LA GACETA
La Gaceta Shop
Club La Gaceta
Autos
Inmuebles
Clasificados
Fúnebres
INSTITUCIONAL
Publicidad digital
Preguntas frecuentes
Contacto
EDICIÓN
30
VIDEOS
Giro inesperado en la causa Lebbos: la declaración de una testigo abre otra línea de investigación
Juicio Lebbos: Una declaración cambiaría el rumbo de la causa
Declaró Magdalena Karina Cruz, una vecina de Raco que fue investigada en una causa por narcotráfico, y brindó detalles inéditos que generan nuevos interrogantes sobre las relaciones entre varios de los testigos e imputados.
Hace 37 Min 30 64
Una posible nueva línea de investigación sobre el crimen de Paulina Lebbos se abrió durante la jornada de hoy del juicio que aborda el encubrimiento y asesinato de la joven estudiante.
La testigo que efectuó una declaración que sacudió la sala fue Magdalena Karina Cruz quien, de acuerdo con los cruces de llamadas realizados durante la pesquisa, había mantenido comunicaciones por teléfono celular con las hermanas Virginia y Jimena Mercado y amigos de éstas; con el padre de Roberto Gómez (único imputado por el homicidio) y con el barra de Atlético, Walter "Chichilo" Acevedo.
Cuáles son las contradicciones que tuvieron las hermanas Mercado y su primo
Cruz consignó que el celular habría sido adquirido y empleado por su jefa, Macarena Bordato. Bordato se hizo conocida en 2016 en las redes sociales luego de que se viralizara un video que la muestra protagonizando incidentes en el aeropuerto Benjamín Matienzo en la cola de pasajeros antes de tomar un vuelo.
Le prohibieron viajar a una mujer que hizo un escándalo en el aeropuerto
Cruz reconoció que trabajaba como empleada doméstica cama adentro en la casa de Bordato y que los sábados viajaban con el remisero Diego Sebastian Nieva. Este chofer fue investigado por haber firmado un acta falsa sobre el hallazgo del cuerpo de Paulina. El auto de alquiler que conducía era, justamente, un Fiat Duna Rojo. Recordemos que de ese modelo, pero color bordó, es el auto que se cree tomó la víctima antes de desaparecer.
Piensan que existe un pacto de silencio entre las Mercado para que no se sepa la verdad
La testigo declaró, además, que es prima de un policía que se desempeñaba en la comisaría de Raco, localidad en la que fue hallado el cadáver. Justamente, este fue el uniformado que recibió la información de otro policía, Hugo Rodríguez, para avisarle que habían encontrado el cuerpo. Este último está acusado de encubrimiento y ya declaró en el juicio.
Cruz había sido investigada en el pasado por la Justicia Federal por haber mantenido una charla con un narcotraficante. "Me llevaron y me mostraron una foto de un señor que estaba parado frente a una camioneta muy grande y tenía sombrero", recordó sobre este asunto en la audiencia.

Un nuevo testimonio en el juicio por el encubrimiento y asesinato de Paulina Lebbos podría llevar a una línea de investigación que no fue explorada antes.

Se trata del testimonio de Magdalena Karina Cruz. La testigo declaró este miércoles debido a que de acuerdo con los cruces de llamadas realizados durante la pesquisa, había mantenido comunicaciones por teléfono celular con las hermanas Virginia y Jimena Mercado y amigos de éstas; con el padre de Roberto Gómez (único imputado por el homicidio) y con el barra de Atlético, Walter "Chichilo" Acevedo.

Su declaración genera nuevos interrogantes sobre las relaciones entre varios de los testigos e imputados. Cruz consignó que el celular habría sido adquirido y empleado por su jefa, Macarena Bordato.

Cabe recordar que Bordato se hizo conocida en 2016 en las redes sociales luego de que se viralizara un video que la muestra protagonizando incidentes en el aeropuerto Benjamín Matienzo.

Cruz informó que trabajaba como empleada doméstica cama adentro en la casa de Bordato y que los sábados viajaban con el remisero Diego Sebastian Nieva.

Este chofer fue investigado precisamente por haber firmado un acta falsa sobre el hallazgo del cuerpo de Paulina. El auto de alquiler que conducía era un Fiat Duna Rojo. El mismo modelo, pero color bordó, es el auto que se cree tomó la víctima antes de desaparecer.

La testigo declaró, además, que es prima de un policía que se desempeñaba en la comisaría de Raco, localidad en la que fue hallado el cadáver. Justamente, este fue el uniformado que recibió la información de otro policía, Hugo Rodríguez, para avisarle que habían encontrado el cuerpo. Este último está acusado de encubrimiento y ya declaró en el juicio.

Cruz había sido investigada en el pasado por la Justicia Federal por haber mantenido una charla con un narcotraficante






Recomienda esta nota: