09/05/2018

Tucumán

La defensora de la madre acusada de filicidio señala al padre de la bebé como responsable

"Ya terminé con el problema", habría dicho la ex pareja de María José Álvarez luego de cometer el crimen en la vivienda de La Cocha. La joven todavía se encuentra en estado de shock.
Filicidio: La defensora sostiene que el asesino es la ex pareja de María José
9 de mayo de 2018
Diego Espíndola está acusado de doble homicidio. María José Álvarez declaró que su ex pareja los mató. "Ya terminé con el problema" le habría dicho luego de cometer el crimen.
María José Álvarez madre de los niños Nicole de tres años y Máximo de siete meses asesinados en La Cocha, declaró ante el fiscal que atiende la causa y acusó a su ex pareja de haber matado a los menores. "Él se encerró en el cuarto y cuando sale dijo: 'ahora ya terminé con todos los problemas'", relató Carolina Ballestero, defensora pública que representa a la mujer.  
Ballestero contó que Álvarez todavía se encuentra en estado de shock por la situación. "Ella negó haber matado a los niños y reveló el nombre de la persona que que lo hizo. Contó lo que ocurrió desde el día anterior hasta el momento que perdieron la vida los niños", detalló y sostuvo: "ella indicó como autor de la muerte de los niños al padre de uno de sus hijos, el papá de Nicole - Diego Espíndola-". 
Álvarez mantenía una relación con Espíndola de hace más de cuatro años, incluso comenzó cuando ella todavía era menor. Según manifestó en su declaración, él tenía un rechazo absoluto por su hija -Nicole- en lo afectivo, "era un obstáculo". "Él era muy hostil ante Máximo y en varias oportunidades le reclamó que entregara al padre biológico el bebé", agregó la letrada.  
Hechos 
La tragedia comenzó con una pelea previa entre Álvarez y Espíndola. "Él quería que entregará a Máximo, ella se oponía y él ingresó a la habitación donde estaban durmiendo los niños y trabó la puerta", contó Ballestero. 
Álvarez no podía abrir la puerta, hasta que salió Espíndola: "ya termine con los problemas". "Nunca se imaginó que haga algo a los niños. Ella quería despertarlos, hasta que se da cuenta que estaban sin vida", relató Ballestero según lo que declaró la mujer. 
La madre de los menores tuvo varios intentos de suicidios durante la tarde. "Había un charco de sangre y una trincheta al lado de los niños. Luego se arrojó desde el techo". 
Hoy la mujer por la caída tiene fractura de pelvis y tobillo y continúa internada. "Es preocupante su situación emocional, ayer pedimos que se brinde asistencia psicológica", anticipó la abogada. 
Espíndola está acusado de homicidio con alevosía. "Se realizó una cámara gesell con el niño que fue a buscar a Nicole para jugar. El contó que escuchó ruidos y a otras personas. Es por eso el fiscal determinó la detención de la ex pareja de María José", cerró Ballesteros. 

María José Álvarez, la joven madre acusada de asesinar a sus dos hijos Nicole (3) y Máximo (siete meses) en La Cocha, declaró ante el fiscal que atiende la causa y acusó a su ex pareja de haber matado a los menores.

"Él se encerró en el cuarto y cuando salió dijo: 'ahora ya terminé con todos los problemas'", relató Carolina Ballestero, defensora pública que representa a la mujer.

Ballestero contó que Álvarez todavía se encuentra en estado de shock por la situación. "Ella negó haber matado a los niños y reveló el nombre de la persona que que lo hizo. Contó lo que ocurrió desde el día anterior hasta el momento que perdieron la vida los niños", detalló y sostuvo: "ella indicó como autor de la muerte de los niños al padre de uno de sus hijos, el papá de Nicole, Diego Espíndola"

Álvarez mantenía una relación con Espíndola de hace más de cuatro años, incluso comenzó cuando ella todavía era menor. Según manifestó en su declaración, él tenía un rechazo absoluto por su hija Nicole en lo afectivo, "era un obstáculo". "Él era muy hostil ante Máximo y en varias oportunidades le reclamó que entregara al padre biológico el bebé", agregó la letrada.  

Según la defensa, la tragedia comenzó con una pelea previa entre Álvarez y Espíndola. "Él quería que entregara a Máximo, ella se oponía y él ingresó a la habitación donde estaban durmiendo los niños y trabó la puerta", contó Ballestero. 

Álvarez no podía abrir la puerta, hasta que salió Espíndola: "ya termine con los problemas". "Nunca se imaginó que haga algo a los niños. Ella quería despertarlos, hasta que se da cuenta que estaban sin vida", relató Ballestero según lo que declaró la mujer. 

La madre de los menores tuvo varios intentos de suicidios durante la tarde. "Había un charco de sangre y una trincheta al lado de los niños. Luego se arrojó desde el techo". 

Hoy la mujer por la caída tiene fractura de pelvis y tobillo y continúa internada. "Es preocupante su situación emocional, ayer pedimos que se brinde asistencia psicológica", anticipó la abogada. 

Espíndola está acusado de homicidio con alevosía. "Se realizó una cámara gesell con el niño que fue a buscar a Nicole para jugar. El contó que escuchó ruidos y a otras personas. Es por eso el fiscal determinó la detención de la ex pareja de María José", cerró Ballesteros. 


Recomienda esta nota: