01/06/2018

Tucumán

Aseguran que una deuda de $370 millones de Nación paraliza obras en Tucumán

El secretario general del Sitravi señaló que "hay una deuda importantísima por parte de Nación que no está llegando, no tan solo de planta, sino también de obras".
Paralización de obras: "Hay una deuda importantísima por parte de Nación"
1 de junio de 2018
Lo dijo José Ramos, secretario general del Sitravi, quien manifestó su preocupación ante la paralización de obras."La Nación nos debe plata y obras, y estamos hablando de una deuda de $370 millones", afirmó. Compromiso de la Provincia.
La deuda que mantiene la Nación con empresas constructoras por certificados impagos pone en riesgo miles de puestos de trabajo, según las empresas constructoras y la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra).
Desde el Sindicato de Trabajadores de la Vivienda de Tucumán (SITRAVI) manifestaron su preocupación al respecto y se solidarizaron con los obreros de la UOCRA. 
"La verdad que la situación es muy compleja, hay una cesación de pago por parte de la Nación que está afectando directamente la obra pública de Tucumán. La verdad es que las empresas se están paralizando", manifestó José Ramos, secretario General del sindicato. 
El dirigente explicó que "hay una deuda importantísima por parte de Nación que no está llegando, no tan solo de planta, sino también de obras" 
Adelantó que se están analizando posibles soluciones, pero se manifestó en desacuerdo con que la provincia contraiga una deuda que no le corresponde. 
"Nosotros vemos con mucha preocupación que la provincia absorba deuda no es lo que corresponde porque la verdad es que la Nación se tiene que hacer cargo de la deuda", afirmó.
Además, reiteró su preocupación por la paralización de las obras que afecta directamente a los trabajadores de la construcción. "Nos solidarizamos con los compañeros de la Uocra que están atravesando una situación terrible, al igual que los empleados del Instituto de la Vivienda porque también vemos muy paralizada la obra pública en estos dos años. Necesitamos que el instituto vuelva a trabajar porque nosotros generamos trabajo para los compañeros de la UOCRA", apuntó.
Asimismo, celebró la posición que tomó el sector empresarial ante tal situación. "La verdad que vemos con alegría que al fin los empresarios, después de dos años de ver reducido el nivel de trabajo, se están poniendo al frente", expresó. 
En cuanto al monto adeudado, dijo que se trata de "una deuda de $370 millones o más, que son fondos nacionales que tendrían que haber sido girados en tiempo y forma".
Respecto al diálogo que mantuvieron con el vicegobernador Osvaldo Jaldo, destacó que "él se hizo eco de nuestro reclamo y de nuestras consultas y se compormetió a trabajar junto a nosotros para que esto se destrabe. El gobierno de la provincia está tratando de buscar soluciones porque nosotros somos 600 familias que trabajamos en el Instituto de la Vivienda y nos vemos afectados por esta situación", concluyó.

Según informan las empresas constructoras y la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra), una deuda que mantiene la Nación con empresas constructoras por certificados impagos mantiene paralizadas numerosas obras en la provincia y pone en riesgo miles de puestos de trabajo.

"La Nación nos debe plata y obras, y estamos hablando de una deuda de $370 millones", afirmó José Ramos, secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Vivienda de Tucumán (SITRAVI), quienes también manifestaron su preocupación y se solidarizaron con los obreros de la UOCRA. 

"La verdad que la situación es muy compleja, hay una cesación de pago por parte de la Nación que está afectando directamente la obra pública de Tucumán. La verdad es que las empresas se están paralizando", manifestó Ramos.

El dirigente explicó que "hay una deuda importantísima por parte de Nación que no está llegando, no tan solo de planta, sino también de obras". Adelantó que se están analizando posibles soluciones, pero se manifestó en desacuerdo con que la provincia contraiga una deuda que no le corresponde. "Nosotros vemos con mucha preocupación que la provincia absorba deuda no es lo que corresponde porque la verdad es que la Nación se tiene que hacer cargo de la deuda", afirmó.

Además, reiteró su preocupación por la paralización de las obras que afecta directamente a los trabajadores de la construcción. "Nos solidarizamos con los compañeros de la Uocra que están atravesando una situación terrible, al igual que los empleados del Instituto de la Vivienda porque también vemos muy paralizada la obra pública en estos dos años. Necesitamos que el instituto vuelva a trabajar porque nosotros generamos trabajo para los compañeros de la UOCRA", apuntó.

Asimismo, celebró la posición que tomó el sector empresarial ante tal situación. "La verdad que vemos con alegría que al fin los empresarios, después de dos años de ver reducido el nivel de trabajo, se están poniendo al frente", expresó. 

En cuanto al monto adeudado, dijo que se trata de "una deuda de $370 millones o más, que son fondos nacionales que tendrían que haber sido girados en tiempo y forma".

Respecto al diálogo que mantuvieron con el vicegobernador Osvaldo Jaldo, destacó que "él se hizo eco de nuestro reclamo y de nuestras consultas y se comprometió a trabajar junto a nosotros para que esto se destrabe. El gobierno de la provincia está tratando de buscar soluciones porque nosotros somos 600 familias que trabajamos en el Instituto de la Vivienda y nos vemos afectados por esta situación", concluyó.


Recomienda esta nota: