12/07/2018

Tucumán

Buscan a los leñadores en El Cadillal pero sin esperanzas de hallarlos con vida

Un padre y su hijo se perdieron cuando salieron a buscar leña en su lancha por los alrededores del lago.
Ampliar (1 fotos)

Se pierden las esperanzas de encontrar a los leñadores desaparecidos en El Cadillal.

"Ya buscamos por la superficie, por todos los alrededores, así que lo más seguro es que estén abajo del agua" dijo uno de los lugareños que participa del rastrillaje del padre y el hijo que desaparecieron en El Cadillal cuando buscaban leña a bordo de una lancha.

Los buzos de la Prefectura Naval Argentina continuaron con su trabajo en el fondo del lago; mientras que los lugareños volvieron a sumergir sus ganchos en diferentes sectores de la gran masa de agua. Ya pasaron ocho días de la desaparición de Martín Jiménez y su hijo Facundo, quienes el martes de la semana pasada habían salido con su embarcación para recoger leña en una zona de El Cadillal.

“Recién salieron unos muchachos del agua para tomar café y comentaron que no hay nada”, dijo Alberto Gutiérrez, tío de Jiménez, cuando faltaba un par de horas para que terminaran los recorridos del día.

El hombre estuvo otra vez en el campamento preparado por los lugareños, a la orilla del lago. Allí, han asistido a los lancheros que participan en el operativo, junto con los agentes de la Policía Lacustre y de la fuerza de seguridad federal. “Empezaron temprano también hoy (alrededor de las 8.30). Ahora se ve las lanchas con los ganchos y los botes de la Policía con los instrumentos”, describió Gutiérrez.

Los Jiménez salieron desde el embarcadero del Tucumán Yacht Club a buscar leña en una zona conocida como “la casa vieja”, cruzando el lago. La hipótesis que manejan todos en la comuna, tanto los rescatistas como los vecinos, es que el padre y el hijo cargaron mucha leña en la embarcación y cuando regresaron al punto de salida, la lancha se hundió por el peso o porque le ingresó de golpe agua.

Además de la Policía Lacustre de la provincia, participan buzos tácticos de la localidad de Barraquera, Chaco, y de Capital Federal, de Prefectura, que llegaron con instrumentos de búsqueda.

“Se criaron aquí, conocen todo. Algunos dicen que pueden estar en la orilla, pero no. Se encontró la leña, también el tanque de nafta de la lancha y una capa. Al encontrar eso, nos hace pensar que están abajo, sin vida. Lo único que le pedimos a Dios es que se los encuentre”, se había lamentado el martes Gutiérrez. (lagaceta.com.ar)



Recomienda esta nota: