29/08/2018

Tucumán

Polémica en la Legislatura por una denuncia penal de acoso sexual contra un parlamentario

"Vamos a pedir el desafuero", había afirmado Morales, defensor de la supuesta víctima que perdió su trabajo tras negarse a las insinuaciones del legislador. El demandado aseguró que se trata de un intento de "extorsión".
Denunciaron al legislador García por presunto acoso sexual
Miércoles 29 de Agosto de 2018
--
El Dr. Gustavo Morales formuló esta mañana una denuncia penal en contra del legislador de la UCR, Ariel García, por un presunto caso de acoso sexual en perjuicio de una ex empleada. Ampliar
La denuncia, que ingresó hoy a Tribunales, la presentó una ex empleada del parlamentario radical.
El Dr. Gustavo Morales formuló esta mañana una denuncia penal en contra del legislador de la UCR, Ariel García, por un presunto caso de acoso sexual en perjuicio de una ex empleada. Según consta en la presentación, el parlamentario la acosaba con intenciones sexuales y al no acceder, la dejó sin trabajo.
"El hecho en cuestión habría ocurrido el 23 de mayo en el despacho del legislador, como ella no accedió, a partir del 1 de junio no le permitieron ingresar más y la dejaron sin trabajo", sostuvo Morales en diálogo con el programa Primera Fuente Radio. Y añadió que no se trata de la primera vez, sino que "es una práctica institucionalizada en la Legislatura" relacionada con "una situación de endebléz laboral en la que se encuentran las empleadas del órgano parlamentario".
Ante esta situación, el letrado remarcó que "vamos a pedir el desafuero del legislador García. Este sujeto no puede estar ni un segundo más en la Legislatura".
Por último, Morales aseguró que la mujer recurrió por ayuda a otros Legisladores pero se encontró con la indeferencia de los parlamentarios. En este sentido, apuntó contra el radical José María Canelada y la peronista Nancy Bulacio, a quienes denunció por encubrimiento ante los micrófonos de Radio Prensa. "Ella los buscó pero le dieron la espalda. Estaban al tanto de la situación y no hicieron nada, por el contrario, lo encubrieron", aclaró.
Consultado al respecto, García desmintió la acusación y aclaró que se trata de un intento de "extorsión" en su contra por un conflicto laboral que mantuvo con la denunciante meses atrás. En este marco, explicó que incluso llegó a denunciarla por amenazas reiteradas.
Por su parte, Canelada respondió que "nunca encubriría algo semejante" y le pidió al letrado ser "más responsable a la hora de fomular una denuncia sobre un tema tan delicado". "El encubrimiento es una figura penal grave y me molesta mucho que me vinculen con este tipo de cosas", sentenció.

Una gran polémica se desató en la Honorable Legislatura de Tucumán al conocerse una denuncia por acoso sexual contra el legislador Ariel García.

El abogado Gustavo Morales formuló durante la mañana de este miércoles una denuncia penal en contra del legislador de la UCR por un presunto caso de acoso sexual en perjuicio de una ex empleada.

Según consta en la presentación, la mujer expresó que el parlamentario la acosaba con intenciones sexuales y al no acceder a sus pedidos e insunuaciones, la dejó sin trabajo.

"El hecho en cuestión habría ocurrido el 23 de mayo en el despacho del legislador, como ella no accedió, a partir del 1 de junio no le permitieron ingresar más y la dejaron sin trabajo", sostuvo Morales en diálogo con el programa Primera Fuente Radio.

Además, añadió que no se trata de la primera vez que algo así sucede, sino que "es una práctica institucionalizada en la Legislatura" relacionada con "una situación de endeblez laboral en la que se encuentran las empleadas del órgano parlamentario".

Ante esta situación, el letrado remarcó que "vamos a pedir el desafuero del legislador García. Este sujeto no puede estar ni un segundo más en la Legislatura".

Por último, Morales aseguró que la mujer recurrió por ayuda a otros legisladores ante el acosos sufrido pero no obtuvo respuestas. En este sentido, apuntó contra el radical José María Canelada y la peronista Nancy Bulacio, a quienes denunció por encubrimiento ante los micrófonos de Radio Prensa. "Ella los buscó pero le dieron la espalda. Estaban al tanto de la situación y no hicieron nada, por el contrario, lo encubrieron", aclaró.

Tras las acusaciones, durante la tarde de este miércoles García desmintió la acusación y aclaró que se trata de un intento de "extorsión" en su contra por un conflicto laboral que mantuvo con la denunciante meses atrás. En este marco, explicó que incluso llegó a denunciarla por amenazas reiteradas.

Canelada, por su parte, respondió que "nunca encubriría algo semejante" y le pidió al letrado ser "más responsable a la hora de formular una denuncia sobre un tema tan delicado". "El encubrimiento es una figura penal grave y me molesta mucho que me vinculen con este tipo de cosas", sentenció.



Recomienda esta nota: