12/09/2018

Argentina

Salud

Desde el Siprosa aclaran que las muertes por la bacteria son "excepcionales" y no hay una epidemia

Explicaron que los seis casos fatales que se deben sucedieron porque además se trataba de pacientes con defensas bajas, aunque recomiendan consultar con el médico ante la aparición de síntomas.
Ampliar (1 fotos)

Cinco personas murieron por la bacteria en los últimos días.

Antre la difusión mediática de cinco casos de fallecimientos a casua de una bacteria, lo que generó gran preocupación en la población y consultas masivas en los hospitales, desde el Siprosa intentan llevar tranquilidad explicando los alcances de la enfermedad para demostrar que se trata de casos excepcionales.

El secretario ejecutivo médico del Siprosa, doctor Gustavo Vigliocco, explicó en LV12 que este es el germen más común de todos en las faringitis infecciosas (angina) y que no es señal de alerta en la población.

Señaló que los pediatras trabajan con el Estreptococo todos los días y es común ver casos en las anginas infecciosas o purulentas. Este germen, además produce otras infecciones supurativas en la cuales está implicada la producción de pus.

"El Estreptococo es una enfermedad que los pediatras conocen muchísimo porque es el gérmen que está implicado en las anginas purulentas o sea las anginas con pus que se producen en niños de 4 años para arriba. Es una bacteria que los pediatras sabemos perfectamente como actúa y las complicaciones que produce", señaló.

"En este caso en particular es el mismo gérmen, pero se ha comportado de una manera totalmente distinta, con una agresividad distinta en un paciente que probablemente haya tenido las defensas bajas. Es decir que cuando se asocia un paciente con las defensas bajas, inmunodeprimido, con un gérmen con mayor agresividad, esas dos combinaciones producen una infección generalizado, shock septico y muertes excepcionales", precisó el pediatra.

Agregó, además que este tipo de enfermedad se registra por lo general al comienzo de la primavera y en los primeros calores del fin de invierno, pero es el gérmen que produce la angina purulenta el mismo germen que en estos casos ha producido la muerte de estos chicos porque se ha comportado de manera distinta, insistió.

“Cuando este germen invade la sangre se puede distribuir en cualquier órgano y ahí sí se puede convertir en peligroso" advirtió.

Aclaró que "estos casos no se deben a una progresión de la angina. Si uno tiene un paciente con algún problema y que súbitamente empieza con fiebre, cefalea y desmejoramiento general tiene que ir rápidamente al médico porque puede tratarse de una bacteria invasiva y hay que darle los antibióticos adecuados", especificó.

Vigliocco insistió que esta enfermedad se debe a la combinación de un germen más agresivo con un paciente con las defensas bajas.

De todos modos, el funcionario dejó en claro que una angina purulenta se registra especialmente en los preescolares a partir de los 4 años, hace pico en los primeros calores del fin del invierno y se puede resgitrar hasta los 15 o 16 años.

En Tucumán, hay registros de cuatro casos en los últimos 14 años. "Yo he visto un solo caso", indicó Vigliocco.

No obstante, recomendó que "todas las personas que tengan algún síntoma de infección, fiebre, cefalea, desmejoramiento, dolor de garganta, tenemos que tratar de aislarnos y recurrir de inmediato al médico". (tucumanalas7.com.ar)

 

 

 

 

 


Recomienda esta nota: