19/10/2018

Tucumán

Denuncian la poda de árboles que tapaban la publicidad del legislador Claudio Viña

La Sociedad Amigos del Árbol utilizó las redes sociales para mostrar lo ocurrido en San Lorenzo al 1.100, donde funciona la sede del partido “Nueva Fuerza”.
Denuncian que podaron árboles para despejar la publicidad de un legislador
ECOCONCIENCIA
La Sociedad Amigos del Árbol compartió a través de las redes sociales la foto de dos naranjos que fueron mutilados porque tapaban el cartel de la sede del partido de Claudio Viña.
 19 Oct 2018 - 17:38
La foto fue tomada en San Lorenzo al 1.100, donde funciona la sede del partido "Nueva Fuerza".
La Sociedad Amigos del Árbol utilizó las redes sociales este viernes para denunciar que dos árboles fueron mutilados para despejar un cartel con la figura del legislador Claudio Viña. La foto fue tomada en San Lorenzo al 1.100, donde funciona la sede del partido “Nueva Fuerza”. 
“Por supuesto que hechos como estos causan escozor en la gente porque los naranjos son históricos en Tucumán”, sostuvo Pedro Buiatti, quien recientemente fue elegido como presidente de la Sociedad Amigos del Árbol. 
En diálogo con eltucumano, el ingeniero informó que la foto en donde se observan los dos ejemplares mutilados fue compartida a través de WhatsApp por uno de los socios de la organización, quien advirtió un nuevo caso de desidia en lo que refiere al arbolado urbano, en este caso, por parte de un legislador provincial.   
“Es bastante común que los locales comerciales, apelando a un mal llamado sentido común, poden los árboles para resaltar los carteles. En este caso -lo digo a título personal y como profesional en el tema- lo que duele es que este legislador integró el cuerpo legislativo que en marzo del año pasado sancionó la Ley de Arbolado (8.991) que establece que el arbolado público se asimila a un servicio público como puede ser el agua o la luz”, expresó. 
“Seguramente este legislador habrá levantado la mano cuando se aprobó en el recinto la normativa. A esta altura, no importa si lo hizo a favor o en contra pero, como integrante de ese cuerpo, que viole la legislación es aberrante o, como mínimo, contradictorio”, apuntó el titular de la organización civil que recientemente eligió un lapacho blanco como el Árbol Notable de 2018.
El artículo segundo de la normativa a la que alude Buiatti establece que “el árbol se considera un servicio público, siendo responsabilidad de la autoridad estatal competente mantener y mejorar la calidad de este servicio, asegurando un arbolado público funcional, sano y adecuado al presente y al futuro. Será servicio público ambiental la plantación, manejo protección, y promoción del arbolado público en todo el territorio provincial”. 
“Esto quiere decir que mutilar un árbol o directamente sacarlo de cuajo es equivalente a que el legislador saque un poste de luz de la vereda porque le genera una molestia”, denunció Buiatti, quien solicitó compromiso por parte de la clase dirigente para definir una política de estado en torno al arbolado, en momento donde los efectos del cambio climático se hacen sentir especialmente en las ciudades con temperaturas extremas e inundaciones. 
“Todos, y más aún nuestros representantes que sancionan leyes, tenemos que saber que se deben seguir procesos administrativos porque no podemos tomar decisiones sobre bienes que pertenecen a toda la sociedad. En este sentido, quien mutila o retira un árbol debe recibir sanciones, de la misma manera que si rompe o daña el patrimonio público”, cerró el especialista. 

La Sociedad Amigos del Árbol utilizó las redes sociales este viernes para denunciar que dos árboles fueron mutilados para despejar un cartel con la figura del legislador Claudio Viña. La foto fue tomada en San Lorenzo al 1.100, donde funciona la sede del partido “Nueva Fuerza”

“Por supuesto que hechos como estos causan escozor en la gente porque los naranjos son históricos en Tucumán”, sostuvo Pedro Buiatti, quien recientemente fue elegido como presidente de la Sociedad Amigos del Árbol. 

En diálogo con eltucumano.com, el ingeniero informó que la foto en donde se observan los dos ejemplares mutilados fue compartida a través de WhatsApp por uno de los socios de la organización.

“Es bastante común que los locales comerciales, apelando a un mal llamado sentido común, poden los árboles para resaltar los carteles. En este caso -lo digo a título personal y como profesional en el tema- lo que duele es que este legislador integró el cuerpo legislativo que en marzo del año pasado sancionó la Ley de Arbolado (8.991) que establece que el arbolado público se asimila a un servicio público como puede ser el agua o la luz”, expresó. 

“Seguramente este legislador habrá levantado la mano cuando se aprobó en el recinto la normativa. A esta altura, no importa si lo hizo a favor o en contra pero, como integrante de ese cuerpo, que viole la legislación es aberrante o, como mínimo, contradictorio”, apuntó el titular de la organización civil que recientemente eligió un lapacho blanco como el Árbol Notable de 2018.

El artículo segundo de la normativa a la que alude Buiatti establece que “el árbol se considera un servicio público, siendo responsabilidad de la autoridad estatal competente mantener y mejorar la calidad de este servicio, asegurando un arbolado público funcional, sano y adecuado al presente y al futuro. Será servicio público ambiental la plantación, manejo protección, y promoción del arbolado público en todo el territorio provincial”. 

Esto quiere decir que mutilar un árbol o directamente sacarlo de cuajo es equivalente a que el legislador saque un poste de luz de la vereda porque le genera una molestia”, denunció Buiatti, quien solicitó compromiso por parte de la clase dirigente para definir una política de estado en torno al arbolado, en momento donde los efectos del cambio climático se hacen sentir especialmente en las ciudades con temperaturas extremas e inundaciones. 

“Todos, y más aún nuestros representantes que sancionan leyes, tenemos que saber que se deben seguir procesos administrativos porque no podemos tomar decisiones sobre bienes que pertenecen a toda la sociedad. En este sentido, quien mutila o retira un árbol debe recibir sanciones, de la misma manera que si rompe o daña el patrimonio público”, cerró el especialista. 




Recomienda esta nota: